Todas las ciudades (por lo menos de la Argentina) tienen puntos críticos a la hora del tránsito vehicular y Resistencia no es la excepción.

Ayer a la tarde, las redes sociales supieron reflejar el congestionamiento que suele ocurrir por calle Remedios de Escalada, entre el semáforo de la avenida 25 de Mayo y la arteria Marcelo T. de Alvear, donde los vehículos suelen acumularse en una fila que llega a ocupar toda esa extensión de la cuadra.

Una de las causas es la mala maniobra de algunos conductores que se colocan en el medio de la calle y así evitan que los demás rodados puedan agruparse en dos hileras, aprovechando que por mano izquierda está prohibido estacionar –aunque nunca falta el que pone balizas durante algo más que “un rato”-.


COMPARTIR