David Peña de 19 años cayó, este jueves por la noche, en el delta del Tigre y todavía no aparece. La Prefectura Naval Argentina recorrió la zona en la que concluyen el río Lujan y el río de la Plata, a la altura de San Fernando, donde la profundidad promedio es de entre 6 y 8 metros.

La fuerza naval cerró la navegación del río Luján para poder realizar el operativo con mayor precisión. Además, de la exploración participaron cinco barcos, varias motos de agua y siete buzos tácticos cubriendo los 300 metros de ancho que tiene el cause.

No obstante, desde la entidad marítima confirmaron que el terreno de rastrillaje es complicado porque está lleno de juncos. Mientras que, en cuanto a la visibilidad es casi nula de noche, por lo que es muy fácil desorientarse y localizar las orillas, según consignó Clarín.

En este sentido, por falta de luminosidad la prefectura decidió pausar la búsqueda para retomarla en las primeras horas de mañana.

El joven cayó del catamarán Libertad II, una nave de 22,50 metros de largo que había sido alquilada para una fiesta de cumpleaños y había zarpado del Puerto de Olivos. Desde la misma embarcación llamaron al 911 para denunciar la desaparición de adolescente.

Según testigos, cuando pasaba por la desembocadura del río Luján el joven se arrojó a las aguas por propia voluntad como una 'travesura' y comenzó a nadar.

Quienes se encontraban dentro del barco "le tiraron un salvavidas pero no quiso tomarlo", expresó Ariel, joven que estuvo en el lugar y especuló que pudo estar "alcoholizado".

Tras el episodio, intervino personal de Prefectura Naval que llevó al catamarán y un centenar de personas que estaban a bordo del embarcación al edificio de la fuerza en Tigre.