Los submarinistas tailandeses tratan de atravesar tres kilómetros de cueva pantanosa para intentar sacar a 12 chicos y su entrenador de fútbol que llevan una semana desaparecidos. No ha habido contacto desde hace siete días con estos jóvenes de entre 11 y 16 años y se teme por su vida.
Los servicios de rescate se han visto favorecidos por la bajada de las aguas, pero aún deben bombear más fuera de la cueva. Los chicos fueron a explorar la cueva Luang tras un entrenamiento y quedaron atrapados, bloqueados por el agua de las fuertes lluvias de la zona.

Existe la esperanza de que hayan sobrevivido en una cámara lateral del túnel que no haya alcanzado el agua. Los médicos aseguran además que su supervivencia depende que hayan encontrado agua potable.

Varios grupos de espeleólogos de todo el mundo, entre ellos australianos, militares estadounidenses, además de chinos y británicos, se han unido a los esfuerzos de las autoridades. La causa de los niños ha atraido la solidaridad internacional que espera en vilo las últimas noticias sobre el caso.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry