El STM reclama por la situación del Centro Municipal de la Mujer

37

En la mañana de este jueves, el Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia, Jacinto Sampayo, acompañado del dirigente Facundo Sampayo, se acercó hasta las dependencias del Centro Municipal de la Mujer que funciona en el parque 2 de Febrero, para interiorizarse por el reclamo de los empelados comunales del lugar, quienes denunciaron que sus oficias están siendo destruidas en una aparente obra de refacción y ahora no tienen un lugar físico donde funcionar e incluso las tareas de grandes maquinarias ponían en riesgo la integridad física de las personas.

El líder sindical luego de hablar con los trabajadores del lugar señaló que “a esta altura del campeonato hacer lo que están haciendo es lamentable, mandaron a destruir este Centro con una máquina, les sacaron los sanitarios, es una falta total de respeto hacia los trabajadores”.

Quien explicó detalladamente la situación que atraviesan fue la Directora General del Centro Municipal de la Mujer, Angélica Coll, quien dijo “desde el inicio fue una mala actuación de la gestión municipal porque lanzan una licitación para la refacción del lugar y los trabajadores nunca nos enteramos, en realidad lo hicimos a través de la prensa. Luego tuvimos una instancia de diálogo con los Subsecretarios y acordamos un proyecto integral que debían cumplir no sólo para el Centro de la Mujer sino también para Defensa Civil y otras áreas que funcionamos acá pero de repente nos encontramos con que las máquinas estaban trabajando acá y demoliendo todo”.

La trabajadora interpreta este acto como “violencia laboral, es un abuso de poder, no les vamos a permitir que sigan hasta que no cumplan con los acuerdos, hay gente trabajando y están las máquinas funcionando y tiemblan todos los pisos, por eso pedimos que cumplan loa cuerdos, esto es violencia institucional”.

Sobre la prosecución de este tema Jacinto Sampayo explicó que este reclamo del STM permitió que la obra sea paralizada pero reclamó que se respeten los acuerdos.