La Operación “Falsas Vacaciones” fue desarrollada por el Escuadrón 14 Las Palmas de la Gendarmería Nacional –institución que comanda Gerardo Otero- en el marco del programa “Argentina sin Narcotráfico”. Fue en horas de la tarde del lunes, cuando con cerca de 40 grados de calor se emplazó un dispositivo de seguridad en la intersección de las rutas provinciales 3 y 90.

Allí, los efectivos detuvieron la marcha de un vehículo Fiat Siena. Los gendarmes dieron la voz de alto al conductor de un vehículo para realizar un control de rutina. En el rodado también viajaban una mujer en el lugar del acompañante y un pequeño bebé en el asiento de atrás, quien era sometido a las altas temperaturas con el objeto de simular un viaje familiar y evitar cualquier tipo de procedimiento policial.

Lo primero que llamó la atención de los uniformados fue que quien conducía no era el titular del automóvil. En base a ello se decidió profundizar la requisa y se percibió un olor fuerte que emanaba desde el baúl. En ese momento el propio conductor reconoció que estaba trasladando sustancias ilegales hacia Pampa del Indio.

Tras la pesquisa realizada, se decomisaron siete bolsas con 188 paquetes rectangulares tipo “ladrillo”, las que al ser sometidas a pruebas de criminalística arrojaron que se trataba de 151 kilos 252 gramos de marihuana.

El Juzgado Federal de Sáenz Peña dispuso la detención de los dos involucrados, la incautación del estupefaciente y el secuestro del vehículo. El bebé quedó a disposición de su madre.