A través de USA Gymnastics, la gimnasta Simone Biles comunicó que no participará de las finales de salto y barras asimétricas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al mismo tiempo en que dejó la puerta abierta a la posibilidad de participar en suelo y viga de equilibrio.

"Después de una nueva consulta con el personal médico, Simone Biles ha decidido retirarse de las finales de salto y barras asimétricas. Seguirá siendo evaluada diariamente para determinar si competirá en las finales de ejercicios de suelo y viga de equilibrio", reza el comunicado del organismo estadounidense publicado en sus redes sociales.

La gimnasta, que llegaba a Tokio 2020 como la gran candidata a quedarse con todas las medallas en las competencias, vio su participación en los Juegos Olímpicos afectada por cuestiones de salud mental, contra las que continúa batallando.

"Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonio en mi cabeza. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud mental y mi bienestar", explicó.


COMPARTIR