En 1984, el ex delantero de For Ever compartiendo charla con el ayer fallecido Timoteo Griguol, por ese entonces en Ferro.

El exjugador de Chaco For Ever, Hugo Noremberg recordó con emotivas palabras a quien fuera su director técnico en su paso por Ferro, Carlos Griguol quien hoy falleció a los 86 años. “Si jugué al fútbol fue gracias a él, en buena parte”, dijo el exdelantero del equipo porteño quien recordó que cuando llegó a la institución jugaba de cinco y fue Griguol quien lo puso a jugar de delantero.

“Llegue a las inferiores y después me tocó el servicio militar, a mi regreso estaba jugando en cuarta división, en el mediocampo y no tenía mucho futuro en ese lugar y un día, haciendo fútbol con la primera división me llamó a los 10 minutos que había empezado el partido y me mando a jugar de 9; ese día hice tres goles, me llevaron a la reserva y empezó mi historia”, recordó Noremberg en diálogo con Radio Provincia.

Dijo además: “No tenés más que palabras de agradecimiento porque aparte de ser un gran técnico de fútbol era una gran persona, un formador no solo de jugadores, sino también de personas porque no era solamente te enseñaba lo que la táctica, estrategia y técnica, sino que también te aconsejaba para el resto de la vida”.

El exdelantero aseguró que Griguol fue el “primer motivador” y además un adelantado en el fútbol argentino. “En esa época nosotros hacíamos el famoso pressing y él lo trajo de Francia después de haber viajo a ver partidos y cómo se jugaba”, explicó.

Agregó también que el extécnico de River y Gimnasaia, entre otros, “tuvo una buena vida porque hizo lo que quiso en su profesión y armó una hermosa familia”.

Sobre las influencias que Griguol dejaba en sus dirigidos, Noremberg lo ejemplificó con una vivencia personal. “Mi primer departamento me lo compré por él”, recordó y detalló: “Nosotros los días martes cobramos premio después de jugar los domingos y como normalmente ganábamos casi todos los partidos yo iba juntando pesito por pesito y él me venía controlando y cuando tuve una cantidad suficiente me dijo ‘mira ahí (Héctor). Cúper vende un departamento. Compraseló’”.

Agregó que “él nos decía que no nos compremos un auto, que nos compremos la casa”.

 

El Ferro ganador

Por otra parte no dudó en señalar que el Ferro del año 1.982, que salió campeón invicto, fue el mejor equipo que él dirigió “por los jugadores que tenía, por la forma de jugar” y que él tuvo la suerte de continuar y poder salir repetir título en 1.984. “No te olvides, estamos hablando de Ferro que es un equipo chico”, mencionó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry