El fuego afectó a una línea de alta tensión que corre por debajo del puente interprovincial General Belgrano lo que generó serias demoras en el tránsito en la siesta de este jueves.

La rápida intervención de un escuadrón de bomberos de la ciudad de Corrientes permitió sofocar inmediatamente el foco ígneo que generó inquietud y temor entre los automovilistas que circulaban por el lugar.

Poco después de las 15 horas ambos carriles de la única vía de comunicación terrestre entre Chaco y Corrientes ya se encontraban habilitados aunque las largas filas de automóviles que se produjeron a ambos lados hacía que el tráfico se vuelva lento.