Pasadas las 5 de la mañana de ayer, un joven de 28 años, que se encontraba privado de su libertad por un supuesto robo, escapó de las instalaciones del hospital Julio C. Perrando, donde se encontraba internado por problemas cardiovasculares y a la espera de una cirugía.

Según el parte policial, el detenido Maximiliano Matías Morales, se hallaba internado en la habitación 415 del hospital bajo la custodia de un agente del Servicio Penitenciario, cuando solicitó ir al baño, por lo que el efectivo policial accedió al pedido y le sacó las esposas de seguridad.

Ese habría sido el momento que Morales aprovechó para correr, y según indicó el agente, se arrojó por un balcón, y se dio a la fuga de a pie por los pasillos internos, luego retomó por calle 4, y no pudo ser alcanzado.

El sujeto mide 1,60 metros de estatura, de tez morena, cabellos cortos. Vestía camisa blanca, mangas cortas a rayas, jean y zapatilla celeste marca Nike.

El efectivo penitenciario habría ingresado a las 19 del lunes a cumplir la función mencionada.
La Policía del Chaco implementó operativo con efectivos Motorizados y de la Comisaría Primera y Octava Metropolitana. Así también de la División Patrulla Preventiva, hasta el cierre de esta edición, con resultado con negativo.

Se dio intervención a personal del Departamento Investigaciones Complejas.
Ante cualquier novedad, la Fuerza solicita a la comunidad que se comunique al Servicio de Emergencias 911.


COMPARTIR