Se trata de Hugo Ramón Cardozo de 60 años, exconcejal de Quitilipi. El hombre fue denunciado el fin de semana por violencia de género, y se mantuvo prófugo hasta el día martes, que finalmente se entregó.

La causa iniciada contra el empresario, exconcejal y exfuncionario, es por supuestas lesiones y amenazas en contexto de violencia de género.

La denuncia la realizó el pasado fin de semana, su propia hija, una joven de 28 años, quien debió intervenir en un episodio ocurrido en su domicilio cuando el padre discutió con la madre, la tomó del brazo y comenzó a propinarle golpes en la cara y ojo, además de amenazar con quemar la casa y la panadería que tiene la familia.

En la denuncia la joven manifestó que su padre “siempre fue violento” y que “golpeaba a su madre y a sus hermanos”. Explicó que realizó la denuncia porque teme por su integridad física y la del resto de su familia. Luego, la madre de la joven se presentó en la Comisaria y ratificó los dichos de su hija y confirmó que su esposo se había retirado de la casa con rumbo desconocido.

El acusado se mantuvo prófugo hasta el día martes, cuando a las 12:30, se presentó en sede judicial y quedó detenido en Comisaría Primera de esa localidad, a disposición de ese magistrado.