La evasión de un chaqueño, apresado en Quimili, Santiago del Estero por un escándalo laboral con 16 coterráneos, por estas horas incomodaría a dirigentes políticos de Corzuela, en su provincia natal, sospechados de haber tenido vinculación con el hecho.

Así lo deslizó un alto dirigente, al aludir a César Walter "Toro" Medina, de 38 años, quien huyó de la Base Patrulla Urbana el domingo pasado.

Allí había sido alojado, tras ser detenido por "reducción a la servidumbre, privación ilegítima de la libertad y amenazas calificadas", según los cargos enrostrados por la Fiscalía.

Extraña sociedad

Junto con Zulma Beatriz Vázquez y Juan Pablo Valvassori, mantenían casi en condiciones de esclavitud a 16 hombres del Chaco, conducidos a un campo en el departamento de Moreno, Santiago del Estero, con falsas promesas de progreso.

Cuando se dio a la luz este delito, habría arribado un transporte del Chaco, con un dirigente político y amigos.

Sobre la comitiva habría dos versiones: fue para llevar de regreso a los 16 explotados, o bien para ensayar un "despegue" del "Toro", hijo de una reconocida dirigente chaqueña ligada al oficialismo corzuelence.

Sea cual fuere la verdad, trascendió que el evadido "Toro" fue buscado en Moreno y ayer se efectuaron procedimientos en la localidad chaqueña de Corzuela.

Toda la mañana los policías de ambas provincias consensuaron operativos, pero todos resultaron vanos y "Toro" sigue lejos del alcance policial.

Audiencia

Mientras, también ayer se realizó una audiencia en la ciudad Capital, en cuyo transcurso fue excarcelado Valvassori.

"Reducción a la servidumbre y privación ilegítima de la libertad", serían los cargos endilgados.

Ante un juez de Control y Garantías, la defensa cubrió el arraigo pretendido por la Fiscalía y la libertad surgió por simple añadidura, se supo.

No es que haya sido apartado de la investigación, sino que permanecerá libre mientras la fiscal se nutre de nuevas pruebas.

La única detenida es Zulma Beatriz Vázquez, de 44 años. EL LIBERAL


COMPARTIR