Gracias a la rápida acción del personal de la División Violencia Familiar y de Género, un menor fue estabilizado y trasladado al hospital local para una mejor atención .

El episodio ocurrió cerca de las 22:20 cuando un ciudadano de 36 años ingresó a la unidad policial acompañado de su pareja de 33 años, quien llevaba en brazos a su hijo de 5 años, porque se había descompensado y quedado inconsciente, solicitando asistencia médica urgente.

Ante esta situación, rápidamente trasladaron al menor junto a su madre hacia el hospital local en el móvil policial. Mientras tanto, de camino, la Sargento de Policía Laura García, junto a la Oficial Ayudante Aldana Medina, procedieron a realizar maniobras de reanimación, logrando que el menor recuperara la consciencia.

Al llegar al hospital, el niño fue atendido en el Área de Pediatría por la Dra. Karina Timiogimioju, quedando en observación.


COMPARTIR