“El show debe continuar” es la frase de cabecera de Sala 88 que guio a la cooperativa durante sus 33 años de vida. Este viernes 20 de julio celebran un nuevo aniversario con la idea más firme que nunca: apostando al trabajo y a la continuidad para que viva el teatro. Parafraseando a Roberto Arlt “Prepotencia de Trabajo”

La cooperativa nació el 20 de julio, el mismo día que el hombre llego a la luna (16 años después) y conquisto (o al menos eso creyó) otros mundos; en Resistencia se conquistaba un terreno que estaba desolado: el del teatro. Desde entonces el quehacer diario fue por sobrevivir, por luchar contra la adversidad, porque el Show debe continuar.

Las mudanzas marcaron la vida de los primeros 12 años de Sala 88, dándole una característica itinerante no por opción sino por obligación, sobreponiéndose a la dura realidad del país, hiper inflación, deflación, recesión: se actuaba para pagar el alquiler. Incluso hubo periodos donde las cosas se guardaban en depósitos y se esperaba hasta que acampe.

Pero desde el primer momento el slogan de la cooperativa fue “El teatro de la ciudad” (ya que cuando nació, era el único teatro que había en Resistencia), un rol muy importante y que cada integrante del elenco se lo tomo siempre como un compromiso: ¿no se podía dejar a la capital chaqueña sin teatro? Si se podía pero no queríamos.

Es así que con perseverancia, trabajo y pasión la cooperativa, comandada por Hugo Blotta se mantuvo a flote durante 33 años; a pesar de las crisis más duras. Logrando transformaciones acorde a los tiempos actuales, aprovechando los recursos disponibles del estado para crecer pero manteniéndose independiente, trabajando para que el público siga aumentando.

La risa como herramienta

En 2006 la cooperativa tuvo una innovación -así como una visión desde el más allá- que le permitió continuidad y corriente de público inusitada: el humor. El público adopto la propuesta humorística de Sala 88  y le dio permanencia y continuidad “El humor como receta es sanador”, dicen los cooperativistas  haciendo gala de su histrionismo. Es así que, casi sin querer, nació el show de stand up, que se convirtió en el ciclo más duradero, y más exitoso de Sala 88.

Primero fue solo en el patio, con un novela en capítulos, una telenovela pero en vivo y en directo; después se alternaba humor con música y en algunos momentos hasta se hicieron sketch. Durante los 12 años el stand up fue mutando hasta que la cooperativa logró su estilo propio: monólogos de stand up made in Chaco - donde el actor habla en primera persona, mezclados con monólogos de ficción, o los más teatrales que cuentan sus historias  desde un personajes-; la sala se convierte en bar y el show es completo.   

El lema de Sala 88, parafraseando a Tato Bores, “si la realidad te supera: vermut papas fritas y good show”, ya que la idea es que el público pueda pasar un buen rato riéndose de situaciones de hechos cotidianos que a todos les pueden pasar.

 

El elenco

La Sala tuvo, durante sus 33 años, un elenco variable con integrantes que van y viven y aquellos que siempre están.los que hoy están son Chela y Tato Monzón, Paulo Segobia y Cecilia Cabrera, Franco Penelli y Nelson Fernández y Mamacha Massin en el elenco de Stand up. Sandra Althabe, Nur Goitia, Barbara Locket, y MariaPaloma Razetto, que preparan Nosotras un espectáculo escrito y dirigido por el propio Hugo Blotta.

Por su parte Jhonatan González, Gerardo Sosa y Mariana Razertto que preparan la reposición de El agujerito finito también de Blotta, Nelson Fernández Nur Goitia y Paulo Segobia encaran otro infantil Con Sabor a Gelatina.-

 

Stand up de festejo

Como festejo por el aniversario, y por el día del amigo, la cooperativa vestirá sus mejores galas para un nuevo show de stand up. La función será el viernes  a las 22. Además el sábado habrá función de stand up del cubano Joel Sánchez.

Las entradas se pueden reservar por teléfono (mensaje de texto, wasap o llamadas) al 3624383115 o por mensaje privado de Facebook (@sala88teatro). Las entradas anticipadas se pagan y retiran al momento de la función. También se pueden comprar en la puerta. Aceptamos tarjetas de débito y crédito.

El show es con formato “teatro bar”, donde la sala Las Elenas (uno de los tres espacios escénicos de Sala 88) se convierte en un cálido bar que permite que el disfrute del espectáculo sea completo. La diversión se la puede acompañar con empanadas y bebidas.

Además el sábado 21 de julio a las 22 realizará la función de la obra Stand Up a la Cubana, que cuenta la historia del actor que es cubano, o sean que la sigue remando. El espectáculo varía sobre para qué sirven los sueños además de para endeudarse con los bancos, la economía, la migraña, los porteños y  el fracaso de la época moderna; la familia, el estado, el regetton y Pablo Escobar; las cosas que nos hacen nuestros hijos, en épocas de crisis los comediantes comemos mejor y ¿por qué mi perra se llama Habana?

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry