Más de 120 milímetros caídos desde la madrugada hasta la siesta causaron pánico en Sáenz Peña recordando lo ocurrido en enero del año pasado cuando más de 300 milímetros caídos en un día dejaron prácticamente a toda la Ciudad Termal bajo agua.

Si bien muchos sectores quedaron inundados el cese de las precipitaciones cerca de la siesta de este lunes trajeron alivio aunque muchos sectores aún continuaban anegados.