En Charata, una señora sacó un sillón y lo dejó en el patio delantero de la casa. Volvió a entrar para buscar a su nieto y al salir, el sillón ya no estaba.

La situación le sorprendió y quedó con dudas. Quedó pensando si lo había sacado o no. Revisó la vivienda y no lo encontró.

Rápidamente inició su propia investigación. Habló con una vecina, fue un poco más allá y conversó con otra.

Pero, recibió la misma respuesta: no vieron a alguien llevando un sillón. Decidió ir para el otro lado de su domicilio y empezó a preguntar.

Un hombre le comentó que vio a un chico que le ofreció pastafrola y tenía un sillón para vender. Fueron detrás del pibe, pero no lo encontraron. La damnificada, que vive en el barrio Juventud de Charata, radicó la denuncia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry