El fiscal Federal Patricio Sabadini no ocultó su malestar por la detención ordenada por la Justicia Provincial chaqueña contra los exfuncionarios provinciales Horacio Rey, Susana Fernández, Ismael Fernández y Roberto Lugo, a partir de una causa iniciada justamente por la Justicia Federal y que se encontraba en plena etapa de recolección de pruebas para luego sí ordenar posibles detenciones: “Hubo una situación incómoda para nosotros, es una pena que se haya tomado esta actitud, ellos tendrán sus razones y nosotros tenemos nuestras razones”.

Aclaró que la orden de detención podría haber partido también desde la Justicia Federal, pero que “ellos con la orden de detención están involucrando una prueba que es fundamental” dijo sin abundar en detalles.

Incluso reveló estar sorprendido, porque “hasta últimas horas del jueves, hasta las 18 horas uno de los fiscales provinciales estaba solicitando elementos de convicción a nuestra Fiscalía y nos enteramos por la televisión de las detenciones, y las órdenes de detención estaban firmadas una hora y media después de que nosotros brindamos los elementos para su expediente, cooperación con la justicia siempre tuvimos y de la mejor, pero esto me pareció una actitud bastante incómoda por poner un adjetivo, porque nos está involucrando pruebas que por la investigación no puedo hacerlas públicas”.