Rusiagate: Trump conmuta la pena de su amigo y exasesor Roger Stone

71

En un movimiento polémico pero que no sorprende en él, ayer el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mezcló una decisión personal con la política y conmutó la sentencia de su confidente político Roger Stone, condenado a 40 meses de prisión por mentir en una declaración ante el Congreso por el Rusiagate.

Con una intervención extraordinaria en un caso penal que fue central para la investigación sobre Rusia y que concierne a su conducta como líder del país, el republicano ordenó la emisión de un comunicado para dar a conocer su decisión. “Roger Stone ya ha sufrido mucho”, dijo la Casa Blanca en texto. “Fue tratado de manera muy injusta, como lo fueron muchos otros en este caso. ¡Roger Stone ahora es un hombre libre!”.

De 67 años, este hombre, cercano a Trump a lo largo de toda su carrera, tanto empresaria como política, iba a comenzar a cumplir una sentencia de cárcel de 40 meses por mentirle al Congreso, manipular a testigos y obstruir la investigación de la Cámara de Representantes sobre si la campaña de Trump se coludió con Moscú para ganar los comicios de 2016.

Stone se iba a presentar en la cárcel el martes después de que una corte federal de apelaciones rechazara su intento por postergar la fecha. Sin embargo en las últimas horas ya sabía que no iba a tener que hacerlo. “El presidente me dijo que él había decidido, en un acto de clemencia, emitir una conmutación total de mi sentencia, y me exhortó a dedicarme vigorosamente a mi apelación y mi reivindicación”, dijo incluso antes de que se conociera la noticia, desde Fort Lauderdale, Florida, donde celebraba con amigos y botellas de champagne la medida.

Por su parte el abogado de Stone, Grant Smith, dijo que su cliente estaba “increíblemente honrado de que el presidente Trump usara su asombroso y único poder bajo la Constitución de los Estados Unidos para este acto de misericordia”.

Rechazo

Tras la declaración de la Casa Blanca los demócratas denunciaron que el presidente está socavando el estado de derecho. Ya preocupados por el reciente sobreseimiento por parte del Departamento de Justicia del caso contra el primer asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, acusan que Trump deja en evidencia su ira persistente por la investigación del fiscal especial Robert Müller.

Adam Schiff, el diputado demócrata que condujo el año pasado el juicio político por abuso de poder contra Trump en el Congreso por el caso ruso, fue duro con el presidente y aseguró: “Con Trump ahora hay en Estados Unidos dos sistemas de justicia: uno para los amigos criminales de Trump y otro para todos los demás”.

Asimismo el jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, criticó a “un presidente sin ley que considera al Departamento de Justicia como su juguete personal”, mientras que otros hicieron responsables a los republicanos de tolerar un comportamiento presidencial que estiman que conduce a un colapso del sistema de justicia y el estado de derecho.

Roger Stone es uno de los seis integrantes del círculo más próximo al presidente en haber sido inculpado o condenado en el marco de la investigación rusa. Y esta no es la primera vez que el mandatario actúa con su gobierno en su favor. Después de que los fiscales recomendaran una pena de prisión de siete a nueve años, el fiscal general Bill Barr, acusado de actuar como el abogado personal de Trump, calificó de excesiva esa decisión.

LA NACIÓN

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry