El nombre y el rostro de Fernando Penovi se volvió popular en la Argentina durante los últimos días por el absoluto repudio de la sociedad a sus hechos: se trata del argentino que grabó a una adolescente rusa diciendo obscenidades en español en el Mundial Rusia 2018 y que luego fue deportado del país europeo. Pero la joven, que tiene 15 años y no conoce el castellano, no eligió enojarse sino enviar un mensaje de apoyo al pueblo argentino.

A través de su cuenta de Instagram y con la ayuda del traductor, Katherina destacó que no iba a juzgar a todo un país por una mala persona. "¡Te amo, Argentina! Lo que pasó no estuvo bien, pero no voy a juzgar a todo un país por una sola mala persona. Son muy amables, estoy muy agradecida de recibir sus mensajes, gracias", escribió la adolescente, quien también a lo largo del Mundial ha subido videos con distintos hinchas, entre ellos argentinos.

"Y por favor no pierdan la fe en su país, Argentina tiene posibilidades de seguir participando en el Mundial. Voy a alentar a Argentina tanto como lo hago con Rusia", concluyó.

Penovi, quien llegó el viernes al país, pidió disculpas por lo sucedido: "Pido perdón, me equivoqué. Estábamos de todos los países haciendo bromas en distintos idiomas, de fútbol o de distintas cosas. Esta chica se arrimó y nos pidió una foto porque estábamos con la camiseta argentina. Hicimos una foto, después hicimos este video y ni lo miré; como lo hicimos, lo mandé".

https://www.instagram.com/p/BkQgVXHnAod/?utm_source=ig_embed

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry