La actriz y bailarina Romina Giardina, más conocida por su apodo Momi, sorprendió en las últimas horas por sus dichos acerca de la relación que mantuvo con Martín Bossi, puntualmente sobre cómo se desencadenó el final entre los dos.

La humorista e influencer que saltó a la fama por formar parte del staff de distintos Bailando (El Trece), estuvo de invitada en el programa radial Dame Aire (Radiovisión) y se abrió a la charla con las conductoras Dalia Gutmann y Valeria Sampedro, dando detalles desconocidos hasta el momento sobre cómo fue su amorío con el artista que hoy brilla como protagonista del musical Kinky Boots.

“A veces yo le decía: ‘Martín ¿me bancas? ¿me enseñas?’. Él me enseñó a hacer a ‘El Chaqueño’ que no me sale, porque yo digo que soy como el marido de Adriana Aguirre, no soy buena imitadora”, contó Momi acerca de cómo se daba el vínculo más allá del amor.

Pero lo más jugoso de la conversación apareció justo ahí, cuando Gutmann quiso hacer foco en eso. “¿Qué onda esa pareja? Porque no me lo imagino a Martín en pareja...”, quiso saber la mujer de Sebastián Wainraich. Y la definición de Giardina fue sin tapujos ni eufemismos: “Una mierda”, arrojó.

“Estuvimos casi cuatro años. Fue un amor muy intenso. Era en la época de Showmatch”, resumió Momi acerca de cómo se dieron las cosas entre ellos.

E incluso fue mucho más allá: “Fue la única persona por la que tomé antidepresivos”, dijo ante la sorpresa de las conductoras. “¿Estabas muy enamorada?”, le preguntó en este caso Sampedro. “Mal, pero ustedes no entienden”, confesó la artista.

Ahí fue cuando las animadoras quisieron ir un poco más allá, indagando acerca de los motivos que la llevaron a la también humorista a tomar la decisión de tomar antidepresivos, y Momi dijo que ocurrió después de la separación con el artista, además de dar detalles sobre cómo se dio ese final.

“Hoy lo adoro a Martín”, dijo antes de comenzar a dar su versión de las cosas. “Yo estaba re enamorada, estaba haciendo teatro con Antonio Gasalla en el Teatro Maipo por los 100 años del teatro. Gasalla hacía su obra, yo era bailarina y tenía partes también actuadas con él. 

Un día antes de una función estaba en el camarín leyendo la revista Pronto y veo: ‘La nueva pareja, Martín Bossi y Fernanda Iglesias’”, recordó.

“Martín, mi pareja, mi novio... Él en la plaza con la mina y yo…”, agregó entre risas mientras recreaba gestualmente la desafortunada imagen que le tocó ver.

“No lo puedo creer. Pero es un tarado, no se hace eso”, espetó Sampedro. “Sí, me dejaron por Fernanda Iglesias”, se lamentó Momi, aunque luego aclaró que era un chiste. “Un beso a Fernanda”, le dijo a la periodista.

“No quiero estar en los portales ahora con la cara de Fernanda Iglesias, Bossi, yo”, cerró Giardina entre risas, sabiendo de la posible repercusión que llegarían a tener sus palabras.


COMPARTIR