Estimado Sr. Eduardo Baser: me dirijo a Usted por este medio, para realizar algunas observaciones a sus comentarios publicados en la edición del Diario Primera Línea del día 20 de septiembre.

En primer lugar, quiero agradecerle por aportar al debate sobre este importante tema, que considero debe tenernos a todos los vecinos de Resistencia involucrados, ya que a través de él, se procura mejorar un aspecto fundamental de la vida de la ciudad, que es el tránsito.

Por otra parte, me gustaría invitarlo a dialogar, para lo cual debo pedirle por este medio, que se comunique con nosotros, al teléfono 4458263 o al mail [email protected], ya que no tenemos nosotros datos de contacto suyo como para poder invitarlo.

Cabe aclarar que no es naturaleza del proyecto en cuestión, perjudicar a los vecinos que usan motocicletas para circular por la ciudad, sino por lo contrario, queremos salvaguardar la vida de los niños, que viajan, en gran parte de los casos, en condiciones muy peligrosas para su vida.

El proyecto que presenté no viola de ninguna manera a la Ley Nacional N° 24449, como Usted menciona, sino que por lo contrario, se sujeta a lo que afirma la ley y regula condiciones que son facultad propia de los municipios, como ser prohibiciones y sanciones.

Gracias por su invitación a recorrer la ciudad, y con gustó lo acompañaré, como lo hago día a día desde hace muchos años. Y coincido con Usted en que hay muchas situaciones de gravedad en la ciudad, y mi trabajo en el Concejo Municipal no se reduce al proyecto que Usted hace referencia, sino que estamos trabajando en diferentes temas que buscan dar soluciones a los vecinos.

Volviendo al punto en cuestión, Usted verá en el proyecto que existen excepciones, como ser el transporte de niños de 5 a 12 años con autorización a quien lo transporte, y además, la prohibición absoluta a menores de 5 años tiene su explicación: los niños de ese rango etario no tienen la garantía de seguridad arriba de una moto, en primer lugar, porque no alcanzan a apoyar los pies, por lo que pierden equilibrio ante determinadas maniobras propias de una moto, y en segundo lugar, porque no existen cascos homologados para niños de esa edad, incumpliendo entonces la Ley Nacional, que obliga a usar cascos homologados.

El debate de este tema es mucho más amplio que los motivos que aquí les expreso, y por ello, espero que me contacte por los medios que indique antes, para poder compartir con usted un momento de dialogo al respecto.

Nuevamente agradezco haber puesto el tema en discusión. Creo que es muy necesario para la ciudad. Espero su contacto, y lo saludo cordialmente.

 

 

María Teresa Celada

Concejal de Resistencia

DNI 17.369.250

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry