En lo que respecta a los operativos de alcoholemia, fueron detectados un total de 45 vehículos en infracción de los cuales 32 fueron secuestrados por exceso de alcohol por parte de sus conductores.

Inspectores de Tránsito -junto a la Guardia Comunitaria y la Policía del Chaco- realizaron un importante operativo en la zona de boliches, en el microcentro de la ciudad, en el que se verificó el cumplimiento de la documentación del vehículo y el habitual control de alcoholemia.

Entre sábado y domingo a la madrugada, se registró un total de 45 vehículos en falta, 32 de ellos con alcoholemia positiva.

El primer operativo estuvo situado en Frondizi y Juan B. Justo, mientras que el segundo se realizó en Salta y Santa María de Oro.


COMPARTIR