La llegada de un contingente aproximado de 70.000 mujeres de todo el país hacía presagiar beneficios en términos económicos para la capital chaqueña. Pero una gran cantidad de ciudadanos temían que ocurran los conflictos registrados en otras ciudades. Finalmente, no todo fue paz durante la primera jornada del 32º Encuentro Nacional de Mujeres.

Si bien miles y miles de mujeres llegaron a Resistencia con la intención de participar activamente de los talleres previstos y de todas las actividades tendientes a mostrar el protagonismo de la mujer en la sociedad moderna, otras tantas protagonizaron lamentables episodios que afectaron el espacio público y la propiedad privada.

Pero la nota del día fue la denominada “intervención” realizada sobre el vallado que cubría a la Iglesia Catedral,  donde decenas de mujeres dejaron numerosas toallas femeninas con manchas que serían de sangre, en representación del aborto. Dicha exposición que fue viralizada en las redes sociales generó el repudio en un gran número de usuarios y sobre todo en practicantes de la fe cristiana.

Otro hecho perjudicial para la ciudadanía fueron las pintadas que podían observarse sobre las paredes de comercios céntricos. Hasta algunas cámaras captaron momentos en los que comerciantes intentan evitar que las mujeres aparentemente descontroladas lleven a cabo el mismo cometido. Las mismas se caracterizaban por circular en la vía pública con el torso desnudo, tal como  ocurrió en la ciudad de Rosario el año pasado.

Por otra parte, una imagen muestra cómo se incendió una palmera en una vereda ubicada en inmediaciones de la calle Monteagudo al 500, aunque no hubo información que confirme que dicho episodio se relacione con el accionar de las mujeres que cometieron los anteriores delitos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry