Reiteran que la muerte de Adriana Barreto se investigue como un caso de feminicidio

El pedido institucional fue elevado a la Procuración General de la provincia, la fiscal actuante y al Instituto Médico Forense, en coordinación con el intendente de Colonia Elisa, Pedro Maidana. Ocurrió el lunes 23 de noviembre de 2020 en Colonia Elisa.

110
Adriana Barreto murió al recibir un disparo de calibre 9 mm en el pecho.

La Secretaría de Derechos Humanos y Géneros continúa acompañando el caso de Adriana Barreto, la joven de 26 años que se sospecha fue asesinada por su pareja, Carlos Ojeda, en la localidad de Colonia Elisa.

El organismo solicitó a la Justicia provincial que el hecho se investigue como un presunto feminicidio al tratarse de una muerte dudosa, tal como lo establecen las normativas internacionales en Derechos Humanos y Géneros.

La Secretaría, realizó el pedido formal a la Procuración General de la provincia, la fiscal actuante y al Instituto Médico Forense, en coordinación con el intendente Pedro Maidana. “Desde un primer momento estamos trabajando en conjunto con el intendente de Colonia Elisa. Actuó el equipo legal y de asistencia de la Secretaría, poniéndose a disposición de lo que requiera la familia y la comunidad, con el compromiso del intendente Maidana” informó la secretaria de Derechos Humanos y Géneros Silvana Pérez.

Al conocerse que Carlos Ojeda, principal sospechoso del feminicidio, continuaba en libertad hasta el viernes 26 de noviembre, la Secretaría se presentó como querellante en la causa, solicitando la inmediata detención del sospechoso, teniendo en cuenta la muerte violenta y bajo la consideración de que el hecho debe ser considerado como “supuesto feminicidio”.

Este trabajo se llevó a cabo en conjunto con la intendencia de Colonia Elisa, que asistió a la madre de la víctima en la radicación de la denuncia correspondiente en la localidad de General San Martín, ante la Fiscal actuante.

Conforme los resultados del informe preliminar de autopsia, del dermotest y por la trayectoria balística, surgió en las últimas horas la principal hipótesis de un feminicidio. En este sentido el asesor legal de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros Paulo Pereyra, explicó que “Carlos Ojeda es el único sospechoso y está imputado por feminicidio” y agregó que “en los próximos días van a declarar dos testigos claves en la causa”.

Además, Pereyra resaltó “es importante, como indican los protocolos internacionales, que toda muerte violenta de una mujer tiene que ser investigada de manera exhaustiva como presunto feminicidio”.

En ese sentido, expresó la importancia de “asegurar una investigación pronta, exhaustiva e imparcial, no sólo para las víctimas directas, sino para que la comunidad sostenga su credibilidad en el servicio de justicia”, remarcó.

El caso

El lunes 23 de noviembre pasado, alrededor de las 14.30 Adriana Gisela Barreto y su pareja policía se hallaban en un domicilio que compartían, situado por calle Corrientes de la localidad de Colonia Elisa. En circunstancias que se tratar de determinar, la joven recibió el balazo en el pecho y murió.

Adelaida Montenegro, madre de la víctima, dijo a la prensa que personal de la comisaría de La Verde, de donde es oriunda Adriana y donde vive su familia, fue informada sobre el hecho alrededor de las 16.30. Le manifestaron que resultó herida de gravedad. Montenegro, en declaraciones a diferentes medios sostuvo que “su instinto de madre, desde el momento en que recibió el mensaje, la llevó a sospechar que su hija murió”.

Mientras se organizó y buscó la forma para trasladarse a Colonia Elisa, pasaron las horas. Al llegar los restos de su hija ya habían sido llevados a la morgue del hospital de General San Martín para la autopsia. La señora se sintió molesta en medio de su dolor. Su ahora exyerno ni nadie de la familia la llamó para contarle lo que había pasado.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry