No hubo partido en la “Isla” del Río Negro. Regatas Resistencia lo controló de principio a fin, ante un rival que sintió el cambio de categoría. Fue aplastante el triunfo “remero” por 72 a 0, pero fundamentalmente fue contundente en potencia, dinámica y destreza individual de sus protagonistas.

Tacurú, sin dudas, sintió la adaptación de jugar contra un equipo de otro nivel, con otro ritmo de juego, y pese a su dignidad, no le alcanzó para lograr la hazaña de instalarse en la ronda campeonato del Regional NEA 2018.

 

Todo del remero

El partido arrancó con Regatas lanzado en ataque con su pack de forwards. Así fue desgastando a su rival, con juego de fases y mucha dinámica, que rápidamente encontraron huecos principalmente por la base de las formaciones, en donde Facundo Allevi y Lucas Harispe siempre ganaron la línea de ventaja.

Así llegaron los tries de Maximiliano Fernández, Lucas Fernández, Facundo Quiñones, Harispe y Pedro Bojanich, para dejar el score, con un penal y las conversiones de Marcelo Miño, en 32 a 0 al final de primer tiempo.

 

Más de lo mismo

En el complemento, Regatas acentúo su dominio, por méritos propios y por errores del rival, que sintió en demasía el trajín del encuentro, con cambios que no fortalecieron su estructura, sino todo lo contario.

El “remero” comenzó a prevalecer en el juego abierto, y así desplegó a sus hombres en todo el ancho de la cancha para llegar a tries de alto nivel técnico por intermedio de Bojanich (2), Miño, Arturo Ojeda, Quiñones y Fernando López, para dejar el marcador en un elocuente 72 a 0.

Regatas lo resolvió fácil y rápido, aunque volvió a padecer, como a lo largo de todo el año, de lesiones que lo perjudicaron y lo llevaron a jugar esta instancia. Ayer en la “Isla” se fueron antes de tiempo Gastón Vidondo, nuevamente Harispe, y Víctor H. Dansey, jugadores determinantes que en otro encuentro seguramente se notará su ausencia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry