Según el Servicio Meteorológico Nacional argentino, se define ola de calor a un “período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad”.

Más allá de esta explicación, cuando una temperatura muy elevada se extiende en el tiempo, el organismo también se ve afectado, ya que pueden surgir golpes de calor, insolación o deshidratación.

Por este motivo, es de suma importancia tomar en consideración algunas recomendaciones para poder disfrutar del calor sin dejar de estar saludables.

“Las altas temperaturas ponen en riesgo la salud de las personas, especialmente de los mayores de 60 años y de los bebés y niños.

Los periodos de altas temperaturas pueden provocar un golpe de calor, caracterizado por fuerte dolor de cabeza, pérdida de la conciencia, aumento extremo de la temperatura corporal, mareo y sequedad en la piel”, señalaron desde el SMN.

En tanto, desde la Cruz Roja Argentina emitieron una serie de consejos para evitar caer en esta dolencia.

Durante las olas de calor, los expertos advierten la importancia que existe en la ropa que se usa: cuanto más oscuro es el color, mayor cantidad de rayos UV atraen y eso eleva la temperatura corporal / (Maximiliano Luna)
Durante las olas de calor, los expertos advierten la importancia que existe en la ropa que se usa: cuanto más oscuro es el color, mayor cantidad de rayos UV atraen y eso eleva la temperatura corporal / (Maximiliano Luna)

Recomendaciones generales emitidas por el SMN:

  • Aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día.
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes.
  • Ingerir verduras y frutas en vez de comidas abundantes.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
Ante una ola de calor, es importante mantenerse hidratado para evitar la insolación / (iStock)
Ante una ola de calor, es importante mantenerse hidratado para evitar la insolación / (iStock)

Hidratación

Es aconsejable consumir al menos 2 litros o entre 6 y 8 vasos de agua por día. El objetivo es no perder a este principal componente del cuerpo humano que permite regular la temperatura corporal; mantener la piel hidratada y elástica; transportar los nutrientes a las células del cuerpo; y, retirar los residuos o sustancias de deshecho, entre otras funciones.

“La deshidratación se produce cuando una persona pierde más líquido del que consume y puede ocurrir por una variedad de condiciones: vómitos, diarrea, estrés por calor, fiebre, sudoración excesiva, respuesta alterada, dolor de cabeza, mareo, falta de sudor, orina de color oscuro, boca y lengua secas, retraso en el cambio de color de la piel, patrón de respiración anormal, fatiga (en los ancianos)”, advirtieron los expertos de la Cruz Roja.

Asimismo, indicaron que en los bebés y niños/as pequeños se puede manifestar con: boca y lengua secas, llorando sin lágrimas, ojos hundidos, inusualmente cansado o somnoliento, un pañal seco durante tres horas o más.

Entre los consejos que emitió la Cruz Roja nacional para mantenerse hidratado son: no esperar a tener sed ni la boca seca para hidratarse, tener siempre a mano una botella limpia con agua segura (bolso, cartera), tomar un vaso de agua al levantarse, en cada comida del día y al acostarse (además de antes, durante y después de cualquier actividad física), en los niños, niñas y/o personas adultas mayores asegurarse de que tomen agua con frecuencia, fomentar la lactancia materna cuando sea correspondiente, y permanecer en lugares ventilados, frescos y protegidos de las altas temperaturas.

Recomendaciones del Servicio Meteorológico Nacional por los golpes de calor (Gentileza: SMN)
Recomendaciones del Servicio Meteorológico Nacional por los golpes de calor (Gentileza: SMN)

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

Desde la Cruz Roja Argentina indicaron que un primer paso es “tranquilizar a la persona y dar líquido para beber”, mientras que en “los bebés que son amamantados deben continuar haciéndolo y aumentar la frecuencia de alimentación y en los que reciben fórmula láctea deben beber cantidades regulares de leche, complementadas con una solución de rehidratación oral”.

En tanto, se debe buscar ayuda profesional si la condición de la persona no mejora rápidamente, se trata de un bebé, un niño o un adulto mayor, el afectado está perdiendo más líquido del que pueden ingerir (p. ej., vómitos o diarrea), orina muy poco o nada y la orina tiene un color oscuro, o tiene fiebre o signos de agotamiento por calor.

Por su parte, el SMN indicó que “ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39 ºC, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se debe solicitar de inmediato asistencia médica, trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo; e intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca”.

Mientras que desde la Cruz Roja emitieron una receta de rehidratación oral, la cual consiste en: media cucharadita de sal, seis cucharaditas de azúcar y un litro de agua potable. Por último, desde el SMN recordaron que “el aumento de temperaturas impacta en el consumo energético por lo que es importante, entre todos, hacer un uso responsable de la energía eléctrica”.

La ola de calor se volverá a instalar en la Argentina (iStock)
La ola de calor se volverá a instalar en la Argentina (iStock)

Por cuánto tiempo se extenderá la ola de calor en la Argentina

El SMN advirtió en un comunicado que en “la República Argentina ya comienza a registrar un nuevo periodo de temperaturas extremas en varias provincias.

El dominio de altas presiones en el Mar Argentino y el Océano Atlántico sur provoca vientos del sector norte y el desplazamiento de aire muy cálido y seco desde el norte del país hasta la Patagonia, inclusive”.

“El ascenso de temperaturas ya se sintió en Patagonia, donde en la tarde del miércoles se superaron los 30 °C en Chubut, Río Negro y Neuquén.

Al menos hasta el final de esta semana continuarán las temperaturas elevadas, con valores en la mañana de entre 15 °C y 27 °C y en la tarde entre 32 °C y 39 °C, especialmente en el centro y norte patagónico”, indicó el ente nacional y agregó: “Estos valores son, en promedio, entre 3 °C y 4 °C más elevados de lo que es normal en esta región”.

Asimismo, aseguraron que “el calor extremo también tendrá lugar en el centro y norte de Argentina.

A partir del jueves y hasta el martes 10 de enero, las temperaturas máximas pueden alcanzar entre los 33 °C y 42 °C, con los valores más elevados en La Pampa, oeste de Buenos Aires, Córdoba, sectores del Litoral y NOA”.

Siendo que “durante las noches y madrugadas permanecerá cálido, con temperaturas mínimas que estarán entre los 19 °C y 28 °C en el norte y centro del país”, por lo cual ante “la persistencia por varios días consecutivos de valores térmicos elevados, en algunas ciudades es probable que se alcancen los umbrales para ola de calor”.

Por otra parte, “en el este y sudeste de Buenos Aires, el viento del sector este ayudará a que las temperaturas se moderen.

Además, el viento proveniente desde el Río de la Plata podría provocar diferencias de temperatura entre las localidades más cercanas y las más alejadas de las zonas costeras en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires)”, siendo que “las lluvias serán muy escasas y sólo se restringirán a zonas cordilleranas en forma de chaparrones o tormentas aisladas”.

Finalmente, “entre el martes 10 y miércoles 11, con el avance de aire más templado habrá un descenso en las temperaturas a lo largo de la Argentina”.


COMPARTIR