El municipio de Resistencia se encuentra llevando adelante un trabajo de monitoreo para obtener datos sobre la contaminación acústica en la ciudad, especialmente en el macrocentro.

El estudio, denominado Mapa del Ruido, está en manos de la Secretaría de Ambiente y se trata del tercer seguimiento anual que encara la comuna capitalina.

A partir de los datos que se obtengan, el municipio fortalecerá acciones tendientes a minimizar el impacto de la contaminación acústica.

“Este es el tercer año consecutivo en que hacemos las mediciones de lo que son los ruidos en la ciudad; apuntamos a diversas estrategias para gestionar la disminución gradual de estas alteraciones”, explicó el secretario de Ambiente, Luis Casas.

El funcionario detalló que entre otras herramientas que se han activado para reducir el ruido figuran el arbolado urbano, el reordenamiento del tránsito y el control de los tipos de motorización.

“Estos mapas de contaminación acústica son insumos necesarios para que otras áreas del municipio puedan implementar políticas que vayan en la dirección de la reducción de la generación de ruidos”, sostuvo Casas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry