El titular del Movimiento Independiente Justicia y Dignidad (MIJD), Raúl Castells, detenido por los disturbios que protagonizó la semana pasada en oficinas de Secheep y Abordaje Territorial del Ministerio de Desarrollo Social de Tres Isletas, donde un grupo de unas 300 personas de distintos movimientos sociales encabezados por el piquetero, ingresaron de forma violenta a dichas oficinas, provocando disturbios que culminaron en quema de boletas de usuarios y sustracción de medidores de luz.

Su detención fue efectivizada en la jornada del jueves, y este lunes, por orden de la fiscalía N° 1 de Castelli, a cargo de Raquel Maldonado, fue trasladado al Complejo Penitenciario II de Sáenz Peña.

Según indicó la fiscal, el traslado se realizó a fin de resguardar la salud de Castells, y por pedido del personal de la comisaría de Fortín Lavalle, donde se encontraba alojado. “Estará mejor en el complejo porque allí tienen los médicos a mano”, indicaron desde la comisaría.

Cabe recordar que reiteradas veces que el dirigente social estuvo preso protagonizó medidas extremas como huelgas de hambre que derivaron en la complicaciones de su salud; sumado a las protestas por parte de integrantes del movimiento que lidera, pidiendo por su liberación.

Respecto al proceso judicial, Maldonado señaló aún están en etapa investigativa y que se está tomando declaración testimonial a las personas que hicieron las denuncias y a los testigos de los incidentes del martes en las oficinas.