Una adolescente musulmana de 17 años de origen bosnio fue rapada y golpeada brutalmente este lunes por sus familiares, debido a que mantuvo una relación amorosa con un cristiano.

La joven, quien vive en la ciudad francesa de Besançon, y cuyo nombre no trascendió, llegó de Bosnia-Herzegovina hace unos dos años junto con su familia.

En un principio decidió mantener oculto el noviazgo con su vecino de 18 años, de origen serbio, a causa de las diferencias culturales. Sin embargo, hace unos días decidió encarar a su familia y se presentó en la casa con su pareja y los padres del joven.

Al llegar, sus padres, su tía y tío la llevaron a otra habitación donde la golpearon salvajemente y le afeitaron el cabello. Los padres del chico no se animaron a intervenir, pero se contactaron rápidamente con la Policía para denunciar lo que estaba sucediendo.

Cuando llegaron al domicilio, los agentes de seguridad detuvieron a los padres y a los tíos de la víctima, quienes fueron puestos bajo custodia policial.

Posteriormente la joven fue trasladada al hospital donde, según la fiscal del caso, los especialistas en salud confirmaron que tenía una costilla rota y contusiones "en todas partes", sobre todo "a la altura de la oreja".

Los cuatro agresores fueron procesados por "violencia contra un menor". Y si bien fueron puestos en libertad condicional, tienen prohibido ponerse en contacto con la chica, que se encuentra bajo protección.

El primer golpe vino de la madre, luego hubo un estallido de violencia. La llevaron a una habitación y la golpearon. Su tío, el hermano de su padre, la afeitó, según su testimonio, mientras la golpeaban", explicó la fiscal Margaret Parietti.

"Afeitada y golpeada porque 'amaba a un cristiano'. Profundamente consternado por este acto de tortura a esta joven de 17 años", declaró Gerald Darmanin, ministro del Interior francés al enterarse de lo ocurrido.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry