El medio de la crisis del coronavirus, una enfermedad que continúa azotando al mundo, la prioridad es combatirla. Sin embargo, queda espacio para estudios y pruebas, por lo que en un futuro podrían utilizarse “vacunas polvo”.

Se trata de una iniciativa del laboratorio Medicon Village, uno de los parques científicos más grandes del sur de Suecia. Ellos diseñaron un dispositivo para que las vacunas se puedan aplicar en casa de manera oral.

“Simplemente se quita un pequeño deslizamiento de plástico y luego se activa el inhalador de la vacuna y se pone en la boca, respiras hondo e inhalas (…) Es fácil y muy barato de producir”, confirmó Johan Waborg, director ejecutivo de la empresa, que generalmente fábrica inhaladores para pacientes con asma.

Actualmente, en Estocolmo se desarrolló una vacuna de este tipo contra el Covid-19. Utiliza proteínas del virus y soporta temperaturas de hasta 40° aunque no se puso en circulación.

“El cambio de juego es que se puede distribuir la vacuna en polvo con mucha facilidad sin la cadena de frío, y se puede administrar sin necesidad de proveedores de atención médica“, explicó el fundador de ISR, Ola Winquist, profesor de inmunología del Instituto Karolinska, una de las principales universidades médicas de Suecia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry