La capacitación, que se realizó en la Universidad del Chaco Austral, contó con la organización de la cartera productiva, el Senasa y la Universidad del Nordeste.

Participaron unos 40 profesionales que se actualizaron en normativas sanitarias y seguridad alimentaria.

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo completó, este martes en Presidencia Roque Sáenz Peña, una capacitación en normativas sanitarias y seguridad alimentaria para veterinarias y veterinarios que prestan servicio en frigoríficos de toda la provincia.

“Tuvimos una gran jornada formativa y de actualización de la que tomaron parte casi 40 profesionales lo que representa un avance en materia de normas de funcionamiento y cumplimiento normativo en las plantas de faena de todo el Chaco”, destacó el subsecretario de Ganadería Sebastián Bravo.

La capacitación tuvo lugar en el aula magna de la Universidad del Chaco Austral (Uncaus) y contó con la organización de la cartera productiva, el Senasa y la Universidad del Nordeste (Unne).

“Con estas medidas apuntamos a mejorar los manejos sanitarios en los frigoríficos privados en y mataderos municipales bovinos y porcinos, fortaleciendo el rol de las y los profesionales vinculados a bromatología”, explicó Bravo.

La jornada tuvo como objetivo la puesta en valor de la aplicación de las normativas sanitarias y comerciales vigentes en el país en el ámbito de la cadena cárnica; al igual que avanzar con la concienciación sobre la importancia del manejo de los animales y la calidad del producto final que llega al consumidor.

Los expositores transmitieron la importancia de todas las medidas de prevención sobre enfermedades transmitidas por la carne y la aplicación de las Buenas Prácticas de Manufactura en relación a la calidad de los cortes.

La propuesta formativa permitió avanzar en la igualdad de condiciones de buen consumo a toda la población, a fin de resguardar la salud comunitaria evitando focos de contaminación del ambiente.

“Es clave la inocuidad del producto que recibe el consumidor, que es el último eslabón de la cadena que comienza con el productor ganadero, prosigue con la industria de faena y también el proceso de distribución de los cortes”, mencionó el funcionario.

Ley Federal de Carnes

Bravo adelantó que el gobierno provincial trabaja en la adaptación de todas las plantas de faena que funcionan en el Chaco a la Ley Federal de Carnes, que entra en vigencia el próximo 1 de enero de 2022.

“Estamos poniendo el foco en la adecuación a esta nueva normativa de los frigoríficos tanto públicos como privados para que puedan contar con la habilitación pertinente y de esa manera poder garantizar seguridad alimentaria y continuar trabajando”, precisó.

“Apuntamos a posicionar al Chaco entre las provincias en que los frigoríficos trabajan y cumplen con las mejores condiciones de faena y estándares higiénico-sanitarios”, finalizó.

La capacitación de este martes en Sáenz Peña estuvo a cargo de Gladys Rebak, vicedecana de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), y Bernardo Medina, coordinador temático de Inocuidad del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry