Un sujeto fue visto robándose una moto, y los efectivos de la Undécima lo persiguieron  por varias cuadras hasta que fueron apoyados por unidades de Fontana y de la Décima, logrando atraparlo en Villa Juan de Garay.

Todo sucedió a las 8.20 aproximadamente, cuando el personal de la Comisaría Undécima Metropolitana solicitó apoyo en razón de que se encontraba siguiendo a un sujeto que se daba a la fuga en una motocicleta color negra por avenida Moreno en inmediaciones del puente Alto Nivel. Inmediatamente, móviles de la Décima y de comisarías de Fontana se dirigieron a dicha zona, finalizando la persecución en avenida Moreno y calle 18 en Villa Juan de Garay.

Allí, el motociclista perdió el control del rodado e intentó ingresar a una vivienda que se encontraba en las inmediaciones, donde intentó resistirse a la demora con un cuchillo, lesionando a un uniformado de la Undécima en la pierna derecha.

Luego de esto huyó a pie, ingresando a un domicilio ubicado en avenida Moreno al 2600 estimativamente, por lo que el personal policial - con las facultades previstas en el Artículo 205° del Código Procesal Penal Provincial -  ingresaron al lugar, donde nuevamente agredió a los policías arrojando estocadas con el cuchillo.

Ante ello, los agentes debieron hacer uso de la fuerza pública en medida de la necesidad, logrando así neutralizarlo. En ese instante un grupo de sujetos comenzaron a salir de las viviendas solicitando que se le deje en libertad al ciudadano reducido y al mismo tiempo arrojaron elementos contundentes hacia el personal policial, por lo que se lo trasladó con el arma blanca y la motocicleta en cuestión, hasta una zona segura para realizar las diligencias de rigor.

Posteriormente, se constató que se trataba de una motocicleta marca Zanella ZB color negra, de 110 cilindradas, sin dominio colocado.

Luego, procedieron al traslado del empleado policial lesionado hacia el hospital Perrando.
Momentos después se presentó a la comisaría Undécima el propietario de la motocicleta en cuestión, quien denunció que en horas de la mañana dejó estacionada afuera de su domicilio con la correspondiente llave de encendido, donde vio al sujeto que se llevaba su rodado, por lo que precedió a seguirlo con la colaboración de un vecino hasta que dio aviso a una de las patrullas de la comisaría que pasaba por la zona.


COMPARTIR