Los que investigaron y esclarecieron el suceso fueron los agentes de la Comisaria de esa localidad. Un joven fue puesto a disposición de la justicia.

La investigación comenzó cuando la empleada de una agencia de quiniela, una joven de 22 años, denunció en la Comisaria de General Pinedo que entre las 13 y las 16 una persona rompió la puerta de acceso del local, ingresó y le sustrajo $ 11.000.

Los efectivos realizaron la investigación correspondiente, estableciendo que el supuesto autor sería un joven de 19 años.

Pasada las 19, en un operativo realizado en calle 13 esquina 8, lograron dar con la persona buscada que en su poder tenía $1.440 y un teléfono celular que tenía pedido de secuestro por una causa de supuesto hurto desde fecha 16 de septiembre de este año.

Todo lo secuestrado y el aprehendido fueron trasladados a la Comisaria General Pinedo y puesto a disposición de la justicia.


COMPARTIR