Pese a existir una mujer condenada, la muerte de Rubé Re sigue impune

132

Así lo denunció Silvia Esquivel, la mujer del profesor de tenis chaqueño Rubén Re, quien fue encontrado en Paso de la Patria, tirado en el suelo y malherido cerca de su casa, el 6 de febrero de 2013.

Un hombre lo encontró tirado en el suelo, alrededor de las 23, y escuchó sus pedidos de ayuda. Llamó a una ambulancia y los médicos detectaron un golpe en la cabeza, del lado izquierdo, que le deformó la cara y le quebró la clavícula. Estaba sin remera ni documentos en un camino alternativo, con poca circulación, a 100 metros de su casa.

Tenía el rostro tan desfigurado que sus amigos no lo reconocieron mientras lo creyeron desaparecido y lo buscaban tan desesperados que, horas después del accidente, pasaron por el Hospital Escuela para identificar a un NN internado.

Para la Justicia, fue la chaqueña Andrea Torres Condado (46) la que, entre las 20 y las 21 de aquella noche, dejó la casa de Rubén en su Honda Fit. Él, por motivos que se desconocen, la acompañó caminando, “muy próximo al vehículo”.

Por los testimonios y las pruebas que se expusieron en el juicio, el Tribunal Oral Penal N° 2 de Corrientes estableció que “Re cayó al costado de la calle Goya, entre Empedrado y Prefectura”, y que ahí fue “embestido por el vehículo de Torres Condado que le pasó por encima, dejándolo incapacitado”.

Andrea “no se detuvo” y Rubén quedó herido “en la oscuridad y en un sitio solitario, imposibilitado de recibir auxilio inmediato”, consideraron los jueces.

Herido de gravedad, Rubén fue derivado el 14 de febrero de 2013 al Hospital Perrando, de Resistencia, a pedido de su familia. El 24 de febrero murió por una infección causada por un virus intrahospitalario. Por eso a Andrea no la acusaron de homicidio, sino de abandono de persona.

Andrea Torres Condado es chaqueña y terminó sus estudios en la escuela Normal de Resistencia para luego conocer y convertirse en la esposa de un reconocido cirujano plástico y parte de una familia importante de la conservadora sociedad correntina. Ama de casa, tiene un hijo que aprendió a jugar al tenis en la escuela de Rubén y que hoy se dedica al Rugby con notorio éxito, a tal punto que conforma el seleccionado juvenil de la disciplina denominado Pumitas.

Silvia Esquivel, esposa de Rubén Re, contó que la mujer lleva una vida normal. “No voy a parar hasta que alguien me escuche”, avisó.

“Lo único que quiero es que se cumpla la condena. Por los manejos que hay en Corrientes, esta condena no se cumple”, denunció.

“No es normal que teniendo una sentencia y una condena, nada se cumpla”, agregó.

Por la muerte de Rubén Re Andrea Carolina Torres Condado fue condenada a la pena de 5 años y 6 meses de prisión, por abandono de persona seguida de muerte.

La cuestión es que la condena quedó firme en noviembre del año pasado al ser rechazado el recurso extraordinario federal, es entonces que desde ese momento hasta ahora la condena “no se cumple”.

“Esto es debido a dilaciones que hacen los abogados y que no son aceptados por el Tribunal Oral 2 y el Superior Tribunal de Justicia de Corrientes”, resaltó.

“La condena se debe hacer cumplir de inmediato”, concluyó.

También contó la dificultad económica que enfrenta junto a sus hijas. “Me gustaría un resarcimiento por el daño que se hizo”, concluyó.

Recordó a Rubén Re como una excelente persona. “Abrió puertas y dio oportunidades a quien se le acercó”, finalizó.