El gobernador Domingo Peppo, encabezó junto al subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación Pablo Bereciartua, la firma de convenio con la Nación para la aprobación del llamado a licitación la ampliación del Canal 16. La obra generará un gran impacto a la zona Sur y Oeste de Resistencia y la zona Sur de Fontana.

“Estamos agradecidos de que se puedan concretar estas obras porque son trascendentales. Las inundaciones, producto de las precipitaciones afectan la vida de las personas y esta obra viene a solucionar ese problema en un sector de Resistencia y Fontana. Esta obra, fue marcada como prioridad en el largo listado que tenemos presentado ante la Nación”, dijo Domingo Peppo.

La obra significará una inversión de 170 millones de pesos y servirá para conducir de manera adecuada los caudales aportados por los conductos de desagüe de la Autovía Ruta Nacional Nº 11 hasta el Riacho Arazá, y evacuar apropiadamente el aporte natural que recibirá el Canal 16 antes de la descarga, a los efectos de asegurar el correcto funcionamiento de las obras de desagüe de la Autovía.

La licitación de la misma implica la construcción del canal, alambrados, puentes, sendas peatonales, alcantarillas y limpieza del riacho. Es una obra urbana de 170 millones de pesos, que una vez finalizada cumplirá la función básica de captar y conducir los excesos hídricos producto de las precipitaciones, trasladándolos al cauce del Riacho Arazá.

El proyecto que ejecutó y presentó la Administración Provincial del Agua (APA), contará con un financiamiento co-ejecutado que representará un 67% de presupuesto nacional y un 33% de presupuesto provincial. “Estas obras tienen un gran valor comunitario”, dijo el gobernador a la vez que rescató el trabajo mancomunado con Nación.

Se estima que durante el mes de septiembre se realice el llamado a licitación, teniendo como plazo de de ejecución de 14 meses.  “Esto le va a cambiar la vida a más de 40 mil personas. Sobre todo en épocas de inundaciones”, dijo el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación.

Asimismo agregó que esto representa no sólo una solución a la problemática, sino que también a la salud y a la propiedad. “Las familias deben tener la certeza de que no van a inundarse. Es una obra prioritaria y festejo la posibilidad de estar en la provincia, trabajando en conjunto y recreando el espíritu federal”, finalizó Bereciartua.

Estuvieron presentes en la rúbrica del convenio el titular de APA Francisco Zisuela, el ministro de Infraestructura Fabián Echezarreta, la secretaria de Asuntos Municipales de la Nación Aída Ayala, y el coordinador del NEA del Plan Belgrano Victor Zimmermann.