El Tribunal se expedirá el lunes sobre

"Creo que hay fundamentos serios como para apartarlo. Pero todo esto es subjetivo y lo que para mí puede ser causa necesaria para apartarlo, para la Cámara puede ser que no. Hemos estudiado y nos pareció más que sólido y que había que hacer el pedido", sostuvo en declaraciones a radio Rivadavia.

El fiscal adhirió el jueves al pedido de la familia de Santiago y del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para apartar a Otranto durante la audiencia que se realizó en la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

El funcionario señaló que la Cámara tiene 48 horas para resolver el pedido, aunque aclaró que la resolución estaría el lunes.

El fiscal señaló que "el juez ha prejuzgado en una nota periodística del fin de semana", en referencia a las declaraciones que Otranto dio al diario La Nación en donde desligó a la Gendarmería y afirmó que para él el joven se habría ahogado. "Eso hay que hacerlo en una resolución, en una sentencia, no en una nota periodística”, explicó.

 

La fiscalía se sumó al recusamiento

Todas las querellas pidieron que el juez se aparte de la causa. La Cámara definirá su posición el lunes. "Esperamos que de acá a 48 horas tengamos un nuevo juez en la causa", dijo la abogada Heredia.

El jueves se realizó la audiencia de recusación contra el juez Guido Otranto por prejuzgamiento, que en un inicio fue planteada por Sergio Maldonado, hermano mayor del joven desaparecido, y por organismos de defensa de los Derechos Humanos, como el CELS. En dicha audiencia, el fiscal general ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellver, respaldó el pedido de la familia.

El fiscal de Cámara afirmó que el juez, en sus declaraciones periodísticas, adelantó opinión o prejuzgó, y por lo tanto “habría que apartarlo”. En la entrevista mencionada, el juez Otranto había descartado que el joven hubiera sido desaparecido por Gendarmería, y opinó que lo más probable era que se hubiese ahogado en el río Chubut.

Se trata del mismo pedido que Verónica Heredia, abogada de la familia Maldonado, había realizado la semana pasada por el “nulo avance” registrado en la causa. Al término de la audiencia, Heredia dijo a la prensa que ampliaron la recusación al incluir “todas las arbitrariedades de las que fue objeto Sergio, la falta de información, el maltrato, el desprecio que dijo Sergio que le manifestaba juez hacia él.” Y finalizó diciendo: “Esperamos que de acá a 48 horas tengamos un nuevo juez en la causa.”

Recién el lunes, la Cámara se expediría sobre la recusación, informó el juez Leal. La Cámara puede rechazar o aceptar el pedido de apartamiento del juez Otranto y de aceptar el pedido de la querella y la fiscalía, la causa recaería en alguno de los juzgados de Rawson. Estos podrían ser el 1 del juez Hugo Sastre o el 2, del juez Gustavo Lleral.

Sergio Maldonado, por su parte, expresó respecto a la parcialidad del juez: “El juez Otranto nos decía una cosa a nosotros y otra a los medios, y fue terrible cuando habló de que la hipótesis más firme era que Santiago se ahogó” y desestimó la hipótesis de la desaparición forzada durante la represión de Gendarmería el pasado 1 de agosto.

Sergio se extendió sobre los efectos de las declaraciones en la familia: “Jamás lo había planteado y fue terrible escuchar del juez decir semejante cosa”. También expresó su confianza en lo que resolverá la Cámara e insistió en que “lo único que queremos es que Santiago aparezca, lo buscamos a él y esto no tiene ninguna interpretación política posible, salvo la política de derechos humanos que no es partidaria”.

Durante la audiencia, Sergio Maldonado detalló los pasos que dieron durante los días que siguieron a la desaparición de su hermano, en la primera semana de agosto último. “El lunes 7 me presenté ante el juez, antes había hecho lo propio ante la fiscalía, donde me hicieron un informe y el juez se dedicó a cuestionar todos los puntos del informe fiscal”, relató Sergio, tras lo cual apuntó: “En síntesis, no me dio ni cinco de bolilla, siempre me atendieron con una soberbia impresionante”.

La audiencia se inició con la exposición de la abogada Verónica Heredia ante la corte presidida por el juez Javier Leal de Ibarra e integrada por los magistrados Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman. “Nosotros simplemente estamos utilizando los mecanismos legales y cuestionando la falta de imparcialidad del juez, que descarta una y otra vez la única hipótesis seria que hay, que es la desaparición forzada de Santiago”, dijo a la prensa tras la audiencia.

La desestimación de esa hipótesis por parte de Otranto, añadió la abogada, se relaciona también con que “las fuerzas de seguridad están actuando con una violencia inusitada, razón por la cual hemos pedido una medida cautelar para la protección de testigos ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos”.

La audiencia comenzó a las 11 y terminó cerca del mediodía en la sede de la Cámara Federal de Apelaciones, que deberá tratar también otro pedido de recusación a Otranto pedido por el CELS, organismo que es querellante en la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado y parte en la causa originada en los pedidos de habeas corpus presentadas por el mismo caso.

 

La Comisión por la Memoria también pidió apartar a Otranto

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) pidió apartar al juez federal Guido Otranto de la investigación por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. El organismo bonaerense se sumó así a los pedidos de la familia del joven desaparecido tras la represión de Gendarmería en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en Chubut, y de otros organismos de derechos humanos como el CELS. El pedido se fundamenta en que las declaraciones del juez federal en la entrevista realizada por el diario La Nación, demuestran que el magistrado actuó con prejuzgamiento y que expresó enemistad con los organismos que son parte de la causa. "Estos dichos irresponsables de Otranto dejan en evidencia las graves deficiencias de la investigación que venimos denunciando desde el primer momento", dijeron.

La CPM planteó la recusación del juez federal al considerar que "actuó con prejuzgamiento, violando el principio de legalidad y parcialidad", explicaron desde el organismo. En el escrito judicial, los abogados del organismo resaltaron la enemistad del juez con los querellantes: “la esencia de sus dichos está marcada por un indiscutible encono que no encuentra asidero en la participación de los organismos querellantes, subestimando, horadando públicamente la acción de éstos lo que se traduce sin más en un intento de desprestigio de instituciones de reconocida trayectoria en la materia”.

En la entrevista con el diario La Nación, Otranto criticó al CELS, APDH y la CPM, los tres organismos querellantes en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado y los acusó, entre otras cosas, de estar "más interesadas en cuestionar la investigación que en colaborar".

Por eso y por las "deficiencias en la investigación y la imparcialidad y prejuzgamiento que expuso públicamente" pidieron que Otranto sea apartado de la causa y apoyó el pedido de la familia que hoy participó de la audiencia de recusación en la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

En un comunicado, la CPM denunció que el juez federal de Esquel no demostró vocación por avanzar en la línea de investigación que apunta a la responsabilidad de Gendarmería en el hecho, tal como denunció la comunidad y evidenció el gobierno al sembrar pistas falsas, sino que tal como dijo en la entrevista descree de esa versión y adelantó que cree que el joven se ahogó.

También denunciaron que el juez demoró la orden de medidas de pruebas como el peritaje sobre las armas y sistemas de comunicación de Gendarmería, y que se negó a citar a declarar al jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, aun cuando se supo que estuvo presente en Esquel, dirigiendo el operativo del 1 de agosto que terminó con la desaparición de Santiago.

"Estas acciones y omisiones no hacen más que entorpecer y desviar la investigación. En una causa de la importancia institucional que implica este hecho, son inadmisibles las deficiencias que ha mostrado el juez Otranto", denunció el organismo. y señaló que la síntesis de su labor fue "la irresponsable nota que brindó al diario La Nación donde afirmó: "la hipótesis de que Santiago Maldonado se podría haber ahogado es una de las opciones que me parecen más razonable'”. ´

En esa entrevista, publicada el domingo pasado, el juez también exculpó a la fuerza federal de seguridad: “No le encuentro consistencia a la versión de que fue capturado por la Gendarmería. Tampoco veo elementos que me permitan sostener que pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes".

"Santiago Maldonado no se ahogó. Una vez más, las pruebas no hacen más que fortalecer la hipótesis principal: la desaparición forzada y la responsabilidad de Gendarmería", concluyó la CPM.

Fuente: Tiempo Argentino

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry