En una conferencia de prensa frente al Superior Tribunal de Justicia, el referente social Emerenciano Sena realizó una extraña defensa de los exfuncionarios provinciales, acusados por lavado de activos, ya que aseguró que se trata de presos políticos por ser oposición de Mauricio Macri.

Su alocución estuvo cargada de fuerza y de hecho, fue elevando poco a poco el tono, como si se estuviera cara a cara con los culpables de haberlos detenido. El dirigente social acusó incluso vinculó al juez Lucashevich, a quien en realidad lo llamó "Lucayoli", afirmando que es él quien define todo lo relacionado con la Justicia.

Sin embargo, en lo más álgido de su discurso, aseguró que se está intentando que los imputados no sean los próximos candidatos para hacerle frente a Mauricio Macri.

Pero esto no fue todo porque Emerenciancio comenzó a mezclar un poco la cuestión y lanzó una acusación que poco tiene que ver con el caso. “Hasta hacían el amor acá arriba, (por la sede del STJ) pero porque son todos travestis”, dijo y no dejó nada claro acerca de su valoración.


COMPARTIR