El rector Gustavo Zorzoli afirmó que, por el momento, no tomarán sanciones sobre el presunto agresor.

Gustavo Zorzoli dijo que por el momento la escuela no sancionará al presunto abusador y que evitarán que haya contacto entre ambos estudiantes, ya que concurren en turnos diferentes. Ya tomó intervención el Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes quien deberá definir las acciones a seguir.

Tras la denuncia de una alumna de 14 años del Colegio Nacional Buenos Aires, que contó que fue abusada sexualmente por un estudiante del último año, el rector Gustavo Zorzoli afirmó que, por el momento, no tomarán sanciones sobre el presunto agresor dado que “sólo hay una denuncia” pero que intentarán que no se cruce con la víctima, ya que concurren a clase en diferentes turnos. También informó que ya tomó intervención el Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescente, quienes deberán definir las medidas a tomar. Desde la Defensoría del Pueblo condenaron que las autoridades hayan hecho pública la denuncia, ya que lo más importante es “preservar a la víctima”, y remarcaron que “debe prevalecer la opinión y la necesidad de la niña”.

“Tuvimos la necesidad de mandar la carta (públicamente) porque la noticia comenzó a circular por gente ajena a la escuela. Lo que más nos importa es la situación de los dos estudiantes. Ya nos reunimos con ambas familias, recurrimos a la asesoría legal de la Universidad de Buenos Aires y al Consejo de Derechos”, afirmó el Zorzoli este mediodía desde su despacho. Según el rector, la carta de la alumna en donde denunciaba el episodio traumático ya estaba circulando por grupos de padres de WhatsApp.

Sobre si la escuela tomaría alguna medida sobre el caso, como por ejemplo suspender al estudiante para proteger a la adolescente, el rector negó que la escuela tome alguna sanción al respecto. “A nosotros nos toca un rol importante de trabajo y cuidado de estos dos estudiantes. Los estudiantes están en distintos turnos por lo que dispusimos que el alumno que fue vinculado a este hecho solo pueda concurrir a la escuela en su horario para evitar que se cruce la niña”, sostuvo el rector, que además informó que el alumno está de viaje de egresados por lo que no regresará al colegio hasta el miércoles que viene.

“El colegio tiene que hacerse cargo de las dos problemáticas”, volvió a reafirmar Zorzoli y remarcó que hasta el momento sólo hay una denuncia. “Yo no utilizaría una palabra como violación en relación con dos chicos de escuela secundaria”, respondió el director ante la pregunta de si el hecho de no tomar ninguna sanción no significa desestimar la palabra de la víctima.

Zorzoli aclaró que la escuela no puede hacer la denuncia porque “no hay margen jurídico para hacerlo” y que los padres tiene que decidir si hacer la denuncia o no. “El colegio tiene 20 mil metros cuadrados… El problema fundamental es si hubo consentimiento o no. La Justicia deberá definir si esto fue así”, volvió a decir el rector.

Para la defensora de niños, niñas y adolescentes de la Defensoría del Pueblo es “lamentable” que la situación haya tomado estado público. “Lo más importante es resguardar la confidencialidad para preservar a la chiquita”, aseguró María Elena Naddeo, quien confirmó que las medidas tomadas por el rector del Buenos Aires se ajustan al protocolo de acción en estos casos.

Según indicó la funcionaria, el procedimiento a seguir por parte de la escuela es hacer la denuncia ante el organismo de infancia de la Ciudad y evitar el contacto entre el agresor y la víctima. “Ahora el Consejo debería adoptar rápidamente una medida de protección para la víctima, resguardarla psíquicamente y ver si quiere hacer la denuncia penal”, aclaró Naddeo.

La especialista también aclaró que en estos casos, siempre debe prevalecer la opinión de la víctima. “Si se confirma la sospecha o la denuncia la escuela tiene que tomar medidas drásticas, más allá de la contención y la prevención”, reforzó la funcionaria, que agregó que los chicos “no suelen inventar estos casos porque son sumamente estigmatizantes y tienen un costo muy alto para ellos”, por lo que no debe ponerse en duda el relato de la menor. La funcionaria también aclaró que siempre que no haya consentimiento, hay abuso. Y confirmó que la situación se agravaría aún más si el estudiante de 5º año denunciado es mayor de edad.

Desde el Consejo confirmaron a este diario que ya se pusieron en contacto con la familia de la estudiante que denunció el abuso, aunque precisaron que por tratarse de una menor de edad no pueden dar información sobre las medidas a tomar. Sólo se limitaron a informar en un comunicado que actuarán “en resguardo de los derechos de la adolescente afectada, ofreciendo contención y orientación para ella y su familia”.

Fuente: Página 12

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry