La autopista Panamericana volvió a colapsar la mañana del primer día hábil del mes. Esta vez un choque múltiple, una coalición en la que intervinieron al menos cinco vehículos y que detonó en un episodio violento con conductores heridos, un hombre que cayó de un puente y uno que después de impactar contra los automóviles ya detenidos sobre la calzada y de incrementar el desastre se dio a la fuga con los airbags estallados y parte de la carrocería seriamente afectada.

El hecho ocurrió antes de las siete de la mañana a la altura del kilómetro 24 de la Panamericana sentido a la ciudad de Buenos Aires, justo en el cruce con la avenida Torcuato de Alvear en la localidad de Don Torcuato.

Un Chevrolet Prisma y un Honda City se habían detenido en la calzada rápida a causa de un siniestro vial que involucraría a otros vehículos que los antecedían 500 metros más adelante, cuando un tercer vehículo -un Hyundai Electra- no alcanzó a frenar y provocó un nuevo accidente en cadena.

Uno de los conductores cayó desde el puente luego de que un cuarto vehículo los chocara mientras estaban intercambiando los datos del seguro
Uno de los conductores cayó desde el puente luego de que un cuarto vehículo los chocara mientras estaban intercambiando los datos del seguro.

Los tres conductores de los últimos vehículos comprometidos en el accidente múltiple descendieron de sus unidades para intercambiar los datos de la compañía de seguro.

En ese momento, detenidos en la calzada rápida de la autopista, un cuarto automóvil -Volkswagen Golf GTI blanco- un embistió fuertemente al último de la fila provocando un choque aún más severo.

Producto de este nuevo impacto, uno de los jóvenes (de 36 años) que estaba recolectando datos personales terminó herido y otro, de 34 años, cayó al vacío desde el puente en la zona de Bancalari donde se encontraban detenidos. El otro conductor involucrado se había alejado de la zona para llamar a sus empleadores.

Según el relato de los testigos, eran varios los jóvenes que viajaban en el Volkswagen Golf GTI blanco y que a partir de las consecuencias del accidente escaparon del lugar sin predisponerse a pasarse los datos del seguro.

Por el siniestro se le habían explotado los airbags y tenían la carrocería delantera destruida. Damián, el único conductor de los vehículos siniestrados que no revistió lesiones, contó que intentó convencer sin suerte a los jóvenes para que no huyeran.

El choque en cadena se produjo porque 500 metros adelante había habido otro siniestro vial
El choque en cadena se produjo porque 500 metros adelante había habido otro siniestro vial.

“Hubo un accidente más adelante y yo frené. El muchacho del Chevrolet paró atrás mío y este muchacho nos embistió. Hasta ahí estábamos todo bien.

Con los muchachos nos pusimos a intercambiar los datos y me voy a llamar al laburo, para avisar que me había ocurrido esto, y viene un Golf GTI con todo y ahí los pasó por arriba a los dos muchachos”, le narró a La Nación Más.

“Me quedé todo duro porque cuando se estaban hablando entre ellos dos, vino y los embistió. Venía por la mano rápida. Y ahí cayó uno de los muchachos del puente y al otro casi lo pasan por arriba”, contó y luego amplió:

Les explotaron airbags y se fueron. Le husmeaba el auto por todos lados. Lo quise filmar y me dijeron que no. Creo que venían de bailar, eran como cinco personas”.

El siniestro en cadena que terminó con dos lesionados sucedió alrededor de las ocho de la mañana. Se presentó personal de Gendarmería en el lugar de los hechos para asistir a los damnificados.

Intentaron mantenerlos lúcidos y despiertos hasta que llegaran las ambulancias y se ejecutara el traslado hacia el Hospital General de Pacheco, a donde llegaron en estado consciente.

Una hora después de los hechos, la autopista Panamericana al kilómetro 24 quedó liberada en dirección a la ciudad de Buenos Aires.


COMPARTIR