Estaban en una superficie de casi dos mil hectáreas y habrían talado ilegalmente casi 100.

Esta mañana, los efectivos de la Sección Rural de Pampa del Infierno y Sección Rural Pampa Guanaco, impidieron un desmonte ilegal en la localidad. Incautaron una topadora con pala frontal y un rolo de cinco metros.

Con una resolución judicial, los agentes tenían órdenes de detener el desmote. Por lo que entraron a un predio en la parcela 198 del Lote 67 de Pampa del Infierno y frenaron la deforestación. El predio tenía 1.917 hectáreas y, la topadora, ya había pasado por 98 de la masa boscosa.

El inspector de Dirección de Bosques, Javier Horacio Salto y el técnico jurisdiccional de la Oficina de Bosques, Sergio Ruiz Díaz, junto a la Oficial de Justicia Viviana Arias, dieron la orden de frenar la obra de desmonte y salvar las hectáreas de flora y fauna nativas.