Padre Leopoldo Esteban: La capilla Santa Bárbara es un lugar de gracia que crecerá

2197

La capilla Santa Bárbara de Alejandría, conocida en Resistencia por ser un lugar en el que ocurren grandes milagros de sanación y por la aparición de la imagen de Jesús en la cruz de palo santo que allí se encuentra, contó con la visita del sacerdote sanador Leopoldo Esteban, co- fundador de la Misión San Francisco Javier en la República de Paraguay, quien se trasladó a Resistencia en el marco de una misión evangelizadora.

La capilla, que se encuentra ubicada en avenida Sarmiento prolongación al 4000 en Villa Parque Favre, recibió en esta semana a muchas personas que padecen diversas enfermedades y problemas. Éstas fueron en busca de una respuesta divina a través de la vida de este servidor de Dios.

La famosa cruz de palo santo donde apareció la figura de Jesús.

Según explicó el padre, el propósito de su viaje a la capital chaqueña fue brindar su ayuda a la capilla Santa Bárbara. Su visita tuvo como propósito “colaborar con este lugar de gracia, de conversión y sanación espiritual de tanta gente. Vine a poner mi granito de arena”, manifestó.

Describió a la capilla Santa Bárbara de Alejandría como “un lugar sagrado donde está la presencia de Jesús y la intercesión de la Santa. Es un lugar de gracia que irá creciendo. Algún día habrá una comunidad de misioneros viviendo en forma permanente en este lugar y evangelizando”.

La misma fue inaugurada el 4 de diciembre de 2011 y contó con la bendición del arzobispo de Resistencia, Fabriciano Sigampa. El templo, que tiene capacidad para albergar a unas 90 personas, ya recibió a personas de países tan lejanos como Holanda, Polonia, Francia, Estados Unidos, entre otros. Cada sábado, más de dos mil personas asisten al lugar en busca de paz, tranquilidad y sanación.

El interior de la Capilla Santa Bárbara de Alejandría.

El padre Leopoldo la conoció luego de que un grupo de personas de Resistencia viajara a Paraguay, país en el que reside hace 17 años, a buscar apoyo espiritual en el centro misionero donde se encontraba. “A través de ellos vine a esta ciudad hace tres años atrás”, precisó.

Asimismo, el sacerdote destacó la hospitalidad de Luis Favre, uno de los moradores del predio en el que está emplazada la capilla Santa Bárbara, y anticipó: “Tenemos planes muy lindos para ayudar a la evangelización, a la familia, a la educación, aunque el eje de todo es la evangelización”.

Luis Favre relató a Primera Línea el milagro de la cruz de palo santo.

El amor al prójimo

Durante su estadía en la capital chaqueña, el padre Leopoldo Esteban recibió a muchas personas que padecen enfermedades físicas o espirituales o que tienen alguna necesidad específica.

En este sentido, subrayó la importancia de pensar en el prójimo y solidarizarnos con él: “Hay que atender al que sufre, al que está padeciendo alguna necesidad. La gente hoy está sola, comunicada pero al mismo tiempo incomunicada. En una familia están todos comunicándose de manera individual con el celular, pero desconocen en qué está el que tiene al lado. Debemos saber estar atentos al hermano, al que está cerca de nosotros. Hay mucha gente que en el medio del tumulto está sola”.

La imagen de Santa Bárbara que se encuentra en el interior de la capilla.

El don de sanación

El sacerdote recibió de parte de Dios el don de sanación y el primer milagro del que fue testigo directo se produjo hace más de 20 años. Lo recordó con detalles como si hubiera ocurrido ayer, por ser el primer eslabón de una cadena de milagros a lo largo de más de 20 años.

“Hace muchos años no quería saber nada con imponer las manos por la formación que había recibido. Había una señora con cáncer que estaba muy mal, fui a darle la unción y le dije: ‘Si te mejorás vas a venir al curso de catequista con tu marido’. Arrastrándose y con bastones vino, estaba muy mal, a medida que pasaba el curso comenzó a mejorar”.

Y prosiguió: “Tenía metástasis en los pechos, en el útero y un tumor del tamaño de una naranja en su estómago, fotografiado por endoscopía. Me dijo: ‘Padre tocá mi estómago y rezá por mí que tengo mucha fe. Se le fue la fiebre, el dolor, el tumor desapareció y la metástasis también desapareció”.

Hace más de dos décadas que el padre Leopoldo reza por muchas personas enfermas y es testigo preferencial de milagros tan sorprendentes como relatado anteriormente. No obstante, tiene bien en claro que la fuente de los milagros no es él, sino aquel que le entregó ese don para ayudar a otros: “Es Jesús el que sana, nosotros somos instrumentos”.

El libro de testimonios donde las personas narran sus sanaciones.

Exorcismos

El sacerdote, oriundo de La Plata, hace casi 26 años también realiza exorcismos. “Lo hago todos los viernes y sábados, entre dos y tres casos por semana”, detalló. Al ser consultado respecto al motivo por el cual existen personas que no creen en el mundo espiritual respondió: “Es más cómodo muchas veces negarlo, a veces es la trampa del mismo demonio de hacernos creer que no existe y no es una energía, es un ser”.

En esta misma línea explicó: “Los demonios son seres que actúan a través de poderosos, de políticos, de gente que hace pactos para triunfar, pero eso tiene su vencimiento. Pasa el tiempo de ese pacto y todo lo que logró la persona lo pierde de un día para otro, el final nunca es bueno”.

“Hay enfermedades físicas, espirituales y cuestiones satánicas, que hoy la sociedad niega pero es una realidad que está cada vez más fuerte. No son casos de histeria ni sugestiones, es algo real. He visto cosas increíbles que pareciera que son de película, tengo todo documentado”, detalló. Y enfatizó: “El demonio actúa, pero Dios es más fuerte que todo el infierno”.

“Algún día habrá una comunidad de misioneros viviendo en forma permanente en este lugar y evangelizando”, dijo el padre Leopoldo.

Una vida dedicada a Dios

El padre contó que a los 15 años de edad tomó la firme determinación de entregar por completo su vida al servicio de Dios y que esta decisión fue motivada por la conversión de sus abuelos, quienes eran ateos. “Tuvieron un cambio tan grande en sus vidas y eso influyó mucho en mí, después asistí a un retiro espiritual y a los 15 ya estaba decidido”, dijo.

Un mensaje para los alejados

Por último, dejó un mensaje para aquellas personas que en este momento se encuentran lejos de Dios: “No identifiquen a Dios con las distintas iglesias, Él es más que eso. Empiecen a ser coherentes con lo que ven claro, luego Dios les saldrá al encuentro. El Papa invita a todo cristiano a buscar sinceramente a Cristo o dejarse encontrar por Él. Después Dios hará todo lo demás.

La capilla se asemeja a una torre medieval.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry