Niremperger: “Las amenazan me generan la idea de que estamos haciendo las cosas bien”

La jueza federal chaqueña Zunilda Niremperger habló con una radio correntina e hizo referencia a las recientes amenazas que recibió en su domicilio. “Las amenazas me generan la idea de que estamos haciendo bien las cosas, porque de lo contrario no me amenazarían”, dijo la magistrada. “Evidentemente estamos molestando con las acciones que venimos llevando adelante”, agregó.

129

Zunilda Niremperger lleva casi 12 años como jueza federal de Chaco y se acostumbró a convivir con los riesgos de su trabajo.

El lunes a la tarde sumó un nuevo mensaje intimidante, en su casa de Resistencia. Le dejaron un papel en el portón del garaje, con la leyenda: “Pará ya, HDP, o tenés los días contados”.

“Tenía las letras escritas prolijamente y el dibujo de una cruz. Una empleada doméstica encontró la nota en el garaje. Es algo que se está investigando para tomar recaudos y buscar la identidad lo que es difícil porque parece que las letras están dibujadas y no escritas normalmente”, expresó la Jueza.

“Es atemorizante, y se tienen que tomar todos los recaudos. Las amenazas me generan la idea de que estamos haciendo bien las cosas, porque o sino no me amenazarían”, agregó Niremperger.

“Evidentemente estamos molestando con las acciones que venimos llevando adelante”, dijo.

“Tengo suposiciones respecto a los posibles responsables, pero no puedo ser imprudente de decir algo. Tenemos muchas causas de repercusión pública que son muy sensibles. La amenaza puede venir de cualquier ámbito”, agregó

Consultada la Jueza del porqué de éstas amenazas analizó: “es un sistema que está contaminado por donde se lo mire pero necesitamos demostrar que se puede creer en alguien”

“No me siento sola. Dentro del Tribunal estoy acompañada por mucha gente que entiende este trabajo como lo entiendo yo”, sostuvo

La magistrada evaluó la realidad de la sociedad con casos como el suyo que se repiten en el marco de investigaciones relacionadas con el poder: “Estamos devastados por la corrupción. Tenemos en vigencia un sistema contaminado que permite acceder a cargos y beneficios sociales de manera más fácil, y sin cumplir la ley con diferencias claras entre lo bueno y lo malo como era antes”.

“Los que tienen en claro los principios fundamentales siguen en la misma línea. El problema es que hay herramientas y recursos que a muchos les permite tener vigencia y existencia con una postura que no está bien. Pero hay muchas personas honestas y que hacen las cosas bien. Pero no son conocidas”, insistió.

Fuente: Radio Dos