Los enfermos de Covid persistente son personas que llevan meses soportando los síntomas del coronavirus y la angustiosa incertidumbre de si toda esta sintomatología que padecen los abandonará o no algún día.

El hecho de no estar graves los condenó, en el mejor de los casos, a la última posición de la cola de la atención sanitaria en la primera ola. Y durante la segunda ola, su situación no mejoró demasiado y quedaron relegados casi al final de la pirámide social. Ante esto, una mujer española decidió abrirse en una carta y visibilizar lo que sufren todos los persistentes.

Observan con cierta esperanza la creación de unidades específicas de enfermos de Covid persistente, pero son conscientes de que todavía queda una larga travesía por recorrer con la incógnita de si las instituciones sanitarias los acompañarán en ese difícil momento.

Para eso, el relato de una enferma de Covid persistente que lleva ocho meses soportando los estragos del virus busca visibilizar ese sector que ha quedado relegado. Sirve como una llamada de auxilio, un grito de alerta para evitar que caigan en el olvido.

“Nadie sabe decirnos que pasa”, la carta de una paciente con Covid que se volvió viral. “Lo menos importante de esta carta es mi nombre. Podría ser Cristina, Lara, Eva, Marta, Álvaro, Aitor, Carles, Sílvia, Anna, Dolors…Soy una Covid persistente, una de las muchas personas que contrajimos la Covid-19 durante la primera ola de la pandemia, a mediados de marzo.

Las abandonadas. Ocho meses después aún sufro síntomas persistentes, arrastramos síntomas persistentes que incapacitan nuestro día a día, las relaciones sociales y la actividad laboral. La vida. Hace ocho meses que lucho para curarme. Luchamos para curarnos y volver a ser las personas que éramos antes de caer enfermas. Sin síntomas ni secuelas.”, dice parte de la carta abierta esperando que sirva para darles una mano.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry