En su parte matutino diario, el Ministerio de Salud confirmó cuatro nuevas muertes por coronavirus en la Argentina y, de este modo, el total de fallecidos llegó a 819.

En las últimas 24 horas, además, se confirmaron 1531 nuevos casos, de los cuales el 91% corresponden al Área Metropolitana de Buenos Aires. De esta manera el número total de contagiados es 30.295, entre los cuales 9.083 están recuperados.

Desde el último reporte emitido por el Ministerio, se registraron cuatro nuevas muertes: se tratan de una mujer de 61 años residente en la provincia de Buenos Aires; y tres hombres, dos de 59 y 78 años, también residentes en la provincia de Buenos Aires; y uno de 75 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

La edad media de las personas fallecidas por coronavirus en Argentina es de 74 años, 59% son varones. La tasa de letalidad se mantiene por debajo del 3% (2,7%) y la tasa de mortalidad es de 18 personas cada millón de habitantes.

La provincia de Catamarca continúa como la única sin ningún caso registrado de coronavirus y en los últimos 15 días tampoco confirmaron nuevos casos San Luis, La Pampa y Tierra del Fuego. No se registraron tampoco nuevas zonas declaradas con transmisión comunitaria.

Este sábado fueron realizadas 6.046 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 234.370 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 5.165 muestras por millón de habitantes. El número de casos descartados hasta el día de ayer es de 163.161, en el 95% de estos casos, gracias a estudios de laboratorio. El porcentaje de positividad promedio es de 15,7%. La mayor cantidad de contagios afecta principalmente a personas entre 20 y 59 años y la edad promedio de los infectados es de 36. Además, el 50,5% son hombres.

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, recordó durante el reporte que Argentina sigue dividida en dos normativas en cuanto a la situación epidemiológica: el aislamiento social, preventivo y obligatorio y, por otro lado, el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, que rige actualmente en el 85% de los departamentos del país, donde la situación es “más favorable”.

“El mensaje es que tenemos que redoblar los esfuerzos para minimizar la circulación y para que esa minimización se traduzca en una disminución de la transmisión viral”, señaló Vizzotti. “Cada conducta individual es clave”.

La funcionaria indicó también que este sábado hubo una reunión entre los ministros de Salud de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán y Fernán Quirós, junto a sus equipos técnicos, para hacer un análisis de la situación y definir conductas y estrategias a seguir.

Esta semana, el foco de alerta estuvo puesto en la Ciudad de Buenos Aires, donde a partir de la habilitación de la realización de actividad física nocturna, que provocó un desborde en parques y plazas porteñas y generó alarma en las autoridades sanitarias.

“Lo que pasó el lunes no fue bueno y en 14 días vamos a conocer las consecuencias”, señaló la secretaria de Acceso a la Salud sobre la medida, aunque reconoció “el componente emocional” que priorizaron las autoridades porteñas.