La influencer rusa Marina Balmasheva volvió a ser noticia. La mujer se había separado de su marido tras un escándalo al conocerse que su hijastro era su amante y ella había quedado embarazada.

La relación con el muchacho avanzó a tal punto que se casaron y ahora acaban de convertirse en padres.

Balmasheva, de 35 años, conoció a Vladimir Shavyrin, a quien define como “los ojos azules más encantadores del mundo”, cuando el chico tenía 7 años.

Cuando regresó de la universidad comenzaron su historia de amor que tuvo su punto más importante con el nacimiento de su hija, que pesó 3,600 kilos y midió 50 centímetros.

“Estamos pensando el nombre”, comentó la influencer que se convirtió en una especialista en consejos sobre cómo bajar de peso, ya que en las redes sociales contó su propia historia de vida y describió cómo hizo para adelgazar unos 50 kilos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry