La mujer de 41 años, que fuera atropellada el pasado lunes en una parada ubicada por calle Obligado de Resistencia, murió en la tarde de ayer tras permanecer tres días internada en el hospital Perrando.

El accidente de tránsito ocurrido el lunes al mediodía en el que falleció una mujer embarazada de 28 años, desafortunadamente, en la tarde de ayer se cobró una nueva vida.

Aquel fatídico día, poco después del mediodía, un colectivo de la línea interurbana 104 subió a la vereda y atropelló a tres personas que se encontraban en un garita justamente con intenciones de subir al vehículo, provocándole la muerte - casi en el acto - a Gilda Daiana Alvarez, de 28 años, quien estaba embarazada; e hiriendo a una menor de 8 años y a Aída Beatriz Fernández, de 41.

Ésta última, permaneció internada en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Perrando, pero lamentablemente, a las 18.20 de ayer, dejó de existir.

De acuerdo a la información que brindaron desde la Unidad, Aída Fernández falleció a causa de un “Shock séptico y politraumatismos”.

Se puso en conocimiento de esta situación a la fiscalía en turno. En tanto el cuerpo fue trasladado a la morgue.

Vale decir que Lucas David Aquino, de 26 años - conductor del colectivo - se encuentra detenido e imputado por “homicidio simple con dolo eventual”, con lo cual podría recibir una condena de entre 8 y 25 años. Pero tras esta nueva muerte, su situación se complicaría aún más.

Declararon testigos

El procurador general, Jorge Canteros, brindó detalles sobre la investigación que involucra al chofer del colectivo de la Línea 104 que chocó y mató a una mujer embarazada el pasado martes en calle 12 y Obligado, de Resistencia, y que ahora tiene una segunda víctima fatal.

Respecto a los testigos del trágico hecho, Canteros indicó que dos de ellos declararon que el chofer manejaba utilizando el celular al momento del siniestro que acabó con la vida de Gilda Daiana Álvarez, quien cursaba su cuarto mes de embarazo.

Por último, el funcionario judicial adelantó que en los próximos 10 días, el fiscal que atiende la causa, Lucio Otero, deberá resolver si pide prisión preventiva para Aquino.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry