Myles Harty, de 20 años, murió en un accidente de tránsito apenas unas horas antes de casarse con su también joven novia Kate Quilligan.

Lo que sería uno de los días más felices, terminó en una verdadera desgracia. Harty, oriundo de Limerick, Irlanda, murió de manera instantánea cuando el auto en el que viajaba en el asiento delantero chocó contra un poste alrededor de la 1 de la mañana en Cragmore, informa el Irish Mirror.

Tras el funeral llevado a cabo en la iglesia de St Mary, la desconsolada prometida de Harty, su familia y seres queridos enterraron a Myles.

En una publicación en las redes sociales , ella había jurado que ahora son marido y mujer. En las imágenes se puede ver a Kate con un profundo dolor, escoltada por sus padres, con su vestido de novia y sosteniendo su ramo afuera de una casa. Además, una foto de Myles detrás de ella.


COMPARTIR