El hombre de 61 años que trabajaba como prestamista y que fue hallado herido de un balazo en la cabeza en su casa del departamento mendocino de Maipú, murió este jueves como consecuencia de las lesiones provocadas por el disparo.

Se trata de Juan Frachia Fernández, quien falleció en el Hospital Central de Mendoza al que había sido trasladado ayer tras haber sido encontrado herido con un balazo en la cabeza.

Según fuentes judiciales, la policía recibió en la madrugada de ayer un llamado al 911 del personal de la empresa de alarmas VTC dando cuenta que en la vivienda de Frachia Fernández, se había activado la misma por un sensor de movimiento.

Una comisión policial se trasladó al lugar y encontró al personal de la empresa de alarmas junto a la pareja de la víctima, identificada como Claudia Carina Villegas Montero, quien al ingresar halló a su esposo baleado sobre la cama de su dormitorio.

Ante esta situación, el hombre fue llevado por una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) al Hospital Central, donde los médicos constataron que presentaba una herida de bala en el cráneo.

El hecho es investigado por personal de la comisaría 29na. y de la Oficina Fiscal 10, que inició actuaciones por averiguación de lesiones y homicidio en grado de tentativa, pero tras el deceso se cambió la caratula por “homicidio críminis causa”.

La principal sospecha es que el hombre pudo haber sido atacado por un cliente al que le había prestado plata y que no podía devolverlo, por lo que los investigadores analizaban las comunicaciones realizadas por la víctima en las últimas horas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry