Luego de días de agonía, el hombre de 40 años que asesinó a tiros a su mujer en la localidad salteña de Joaquín V. González el pasado 1° de diciembre, falleció producto de las graves heridas sufridas cuando chocó de frente contra un camión al escapar por la ruta 16, hacia la provincia de Chaco.
Sergio Miño, murió el martes en la mañana, en el hospital San Bernardo de la ciudad de Salta. El hombre había sufrido graves traumatismos al estrellarse contra un camión en un acto suicida, luego de ultimar de varios balazos a su esposa y madre de sus hijos, Mariana Segovia, en plena vía pública.

El homicida, había sido asistido por la entonces ministra de Salud Mariel Crespo, que ocasionalmente pasaba por la ruta volviendo de un encuentro en esa provincia.

Su fallecimiento, se dio a conocer vía Twitter en la cuenta @fiscalespenales: “El fiscal penal Gonzalo Gómez Amado informó que Sergio Miño falleció hace minutos en el hospital San Bernardo”, dice textualmente el informe web. Miño se encontraba internado en el hospital San Bernardo luego a raíz de un choque que protagonizó cuando se dio a la fuga luego de asesinar a Mariana Segovia de 38 años. La pareja tenía tres hijos: un muchacho de 21 años, una joven de 20 y un menor de 6 años.

El despiadado crimen
Mariana Segovia, de 38 años, nacida en la provincia del Chaco, murió tras recibir cuatro balazos desde una camioneta donde estaba su marido. Todo ocurrió en una céntrica vereda de la localidad, en un horario en el que decenas de personas caminaban por el lugar. Minutos después de las 17, falleció como consecuencia de los impactos de bala en su cuerpo, cuando los médicos del hospital local le brindaban asistencia.

Poco después se supo que su esposo y atacante, Sergio Miño, protagonizó un choque con un camión en la ruta nacional 16.

Según detallaron los investigadores del caso, Miño había esperado en su camioneta el paso de su esposa, quien estaría de regreso rumbo a su casa. Estaba a solo metros de la esquina de las calles Rivadavia y Sarmiento, a dos cuadras de la plaza Martín Miguel de Güemes. Cuando la vio, desde el interior del vehículo abrió fuego contra ella.

Dos disparos fueron mortales, ya que impactaron en su pecho. La mujer cayó boca abajo sobre la vereda, ante la perturbada mirada de varias personas, que no llegaban a comprender lo que sucedía. Miño salió a toda velocidad en su camioneta, huyendo de la escena. A los pocos minutos, Mariana Segovia falleció en la guardia de emergencias.
Tras efectuar los disparos que dieron muerte a la mujer, el hombre se dio a la fuga por ruta nacional 16, y a la altura del kilómetro 618 - entre las localidades de Olleros y Ceibalito- chocó de frente con un camión de gran porte.
La colisión fue de tal magnitud, que sufrió graves heridas que lo dejaron hospitalizado. Permaneció cinco días en agonía, y finalmente, el martes 5 de diciembre, murió sin llegar a ser imputado por brutal el crimen.


COMPARTIR