El batería de los Rolling Stones, Charlie Watts murió a los 80 años en un hospital de Londres.

La triste noticia llega semanas después de que Watts se retirara de la gira No Filter de la banda.

Su publicista Bernard Doherty, dijo en un comunicado: “Es con inmensa tristeza que anunciamos la muerte de nuestro querido Charlie Watts. Ha fallecido en paz en un hospital de Londres hoy mismo rodeado de su familia. Watts era un amado marido, padre y abuelo y también, como miembro de The Rolling Stones, uno de los mejores bateristas de su generación. Pedimos que se respete la intimidad de su familia, de los miembros de la banda y de sus amigos más cercanos en este difícil momento”.

Hace varias semanas que la salud del músico era un enigma que preocupaba, sobre todo desde que a principios de agosto anunció que no participaría de la gira por Estados Unidos junto a Mick Jagger, Keith Richards y Ron Wood, y que sería reemplazado por su amigo Steve Jordan.

"Charlie se sometió a un procedimiento que fue completamente exitoso, pero sus médicos concluyeron esta semana que ahora necesita un descanso y una recuperación adecuados", anunció en ese momento el vocero de Watts, sin brindar más detalles sobre el cuadro del artista.

Según señaló, "nadie vio venir" que no podría subirse al escenario, por lo que los Stones se vieron obligados a buscarle un sesionista como sustituto.


COMPARTIR