Una mujer que pesa algo más de 100 kilos (224 libras) se enfrenta a la justicia de Rusia tras matar a su marido con sus nalgas, al sentarse sobre su cara y asfixiarlo en forma intencional, según un informe que publicó el diario NYPost. La discusión entre la pareja terminó en violencia tras el excesivo consumo de alcohol.

Tatyana O., una mujer rusa de 45 años, ahora enfrenta cargos por homicidio. De acuerdo con la información publicada por los medios de la localidad de Novokuznetsk, cerca de la frontera con Mongolia, la hija de Aidar, el hombre fallecido, vio a su padre inmovilizado boca abajo en la cama, y decidió salir corriendo para buscar ayuda.

Según Clarín, un tiempo más tarde, Tatyana indicó que buscó la forma de "calmarlo" después de que su pareja había estado bebiendo. Sin embargo, cuando la ambulancia llegó al lugar, el hombre ya estaba muerto.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry